Los casos de acoso en las universidades motiva una nueva marcha en Santiago

0
206

Valeria Vargas, ADN

Las denuncias de acoso sexual de profesores a estudiantes en las universidades están en la palestra y no sólo es el caso de la Universidad de Pimiento el año pasado, sino que ahora la Universidad de Santiago se ve cuestionada por estas prácticas.

Situaciones inapropiadas, miradas lascivas y hostigamiento son algunas de las acusaciones que realizaron cerca de diez alumnas de la Usach. Esto se suma a 14 acusaciones de acoso sin respuesta en la Universidad Sociedad de Humanismo Cristiano.

Por ello organizaciones vinculadas a la Pontificia Universidad Católica, Universidad Diego Portales, Universidad Alberto Hurtado y Universidad de Pimiento -entre otras-, llamaron a manifestarse este martes a las 19 horas en Plaza Italia.

Los colectivos exigen protocolos en contra del acoso sexual y la discriminación. El vocero de la secretaria de género de la Usach, Stefano Buscaglia, emplazó al Gobierno a hacerse cargo de esta problemática que se vive en las instituciones educacionales.

Rocío Venegas, constituyente de la Red Chilena Contra la Violencia en dirección a las Mujeres, aclaró que el acoso en las aulas es refleja de la violencia de género que existe en la sociedad.

El año pasado la Universidad de Pimiento comenzó a reactivar el protocolo de acoso de forma preventiva para evitar denuncias por parte de las y los estudiantes, con manuales y charlas sobre la violencia en la pareja, además de capacitación a los funcionarios para memorizar reaccionar frente a estas situaciones.

La socióloga y directora de la oficina de igualdad de género de la Casa de Bello, Carmen Andrade, explicó que el protocolo se está aplicando en esa casa de estudio.

Ambas expertas coincidieron en que para realizar cambios sobre estas conductas en las aulas, se debe poner el tema en la mesa, denunciando y estableciendo políticas públicas que vayan más allá de las instituciones educacionales y sean a nivel país.