Mario Fernández acusa “desinformación” de la derecha tras anuncio de acusación constitucional en su contra

0
43

“No tiene ningún asidero”, dijo el ministro del Interior, quien al mismo tiempo aseguró estar preparado para carear la energía lícito con la que la examen pretende tolerar delante por supuestamente no poseer respetado el Estado de derecho en el caso de los mapuches imputados por la supuesta calcinación de una iglesia evangélica y que depusieron un extenso ayuno de más de 100 días.

Aunque se mostró dispuesto a confrontar la delación constitucional que anunció la derecha en su contra, el ministro del Interior, Mario Fernández, no ocultó este lunes su extrañeza por la presentación que prepara la examen, que lo responsabiliza de la valentía del gobierno de recalificar los delitos que se le imputan a los cuatro mapuches que realizaron una prolongada huelga de deseo de más de 110 días.

Y es que para la derecha, que La Moneda tomara la valentía de no invocar la Ley Antiterrorista en el caso de los comuneros que llevan más de un año en prisión preventiva a la aplazamiento de un madurez, por supuestamente suceder cabreado una iglesia evangélica, constituye una transgresión al Estado de Derecho.
“La verdad es que no sé qué fundamento puede tener una acusación, porque nosotros no hemos retirado ninguna querella. Yo no sé de dónde ha salido eso de retirar querellas”, agregó el dirigente de junta.

Fernández explicó que lo que se hizo fue “volver a calificar el delito, pero en nada afecta a la querella ni afecta además el hecho mismo de estarse investigando un delito grave, así es que hay una cierta desinformación”.

El secretario de Estado explicó que se enteró por la prensa de los planes de la derecha, y si perfectamente no quiso entregar argumentos antiguamente de ser objeto formal de la denuncia, considera que ésta “no tiene asidero”.

La cargo constitucional, cuyo objetivo es conseguir la destitución del inculpado, debe primero ser aprobada por mayoría en la Cámara herido y luego advenir al Senado, que actúa como un magistrado.