Mauricio Medina sobre querella del Flaco: “No todos los bomberos son chicos buenos”

0
186

En todos los medios de comunicación se comenta que este episodio sería el peor final para la dupla de Dinamita Show. La querella criminal que interpuso Paul Vásquez contra la mujer de Mauricio Medina se da por un problema con Impuestos Internos.

Lee asimismo: El Flaco interpone querella contra esposa de Mauricio Medina.

En contacto telefónico con el programa “Intrusos”, de La Red, el Indio aclaró su propia traducción de los hechos: “Yo hace rato que terminé la relación con el Paul, hace más de un año, y ahora me parece extraño. Yo creo que tiene que ver con que él no conoce el tema de la tributación. El Flaco dice en una entrevista en “Vértigo” (2016) que no supo cómo terminamos trabajando para mi señora”, comenzó explicando.

“De partida, yo tengo una empresa que se llama Trilocos Porducciones, y mi señora es la representante legal de la empresa. Y nosotros, para cobrar los shows, teníamos que hacer factura y pagarle al flaco su parte, que siempre fue la mitad (del monto final), porque nunca cobrábamos nada por la gestión. Y en este movimiento de plata siempre teníamos que hacer factura para que nos pudieran pagar, porque el Flaco no tenia facturas ni boletas y se le convenció de que las hiciera para poder pagarle”.

“No tenía cómo cobrar, por eso aceptó que hiciéramos el trámite por él. Hicimos y cobramos varios shows y él nunca hacía facturas ni boletas. Llegó el momento de tributar, y yo no me puedo comer esos impuestos… Ese monto corresponde a un rato largo de presentaciones. Cuando nosotros teníamos que tributar, ¿como justificábamos esa plata? Si yo pago mis impuestos, él tiene que pagar los suyos”, dijo Mauricio Medina de forma categórica, y agregó: “Yo tengo testigos y tengo cómo justificar todas esas platas, todos los temas en orden. Y eso es todo gracias a mi señora y al contador”.

Por lo mismo, Mauricio Medina asegura que la querella del Encanijado no tiene motivo.

“Lo que reclama el flaco es una boleta que hicimos por sus impuestos y nadie se está aprovechando de algo. Ahí están todas las boletas. El tema de la amistad se rompió hace un año cuando él faltó el respeto acá en mi casa. Yo no he vuelto a comunicarme ni a hablar de él en los medios”.

El comediante incluso fue un poco más allá y aseguró que la clan se equivoca al seguir viendo en Paul Vásquez ese personaje ingenuo e pueril que alguna vez representó.

“Esto nos afecta porque es un desprestigio tirado. Aquí todos dicen que ‘pobre el Flaco’ y ‘que es bombero’…  pero no todos los bomberos son chicos buenos. Él no es un inmaduro de 17 abriles. Tiene 49 y es una persona que tiene argumento. Yo cerré esta puerta hace rato y con un candado súper extenso, y ahí en ese candado están mi señora y mis hijas, que merecen respeto”.