Militares de Bolivia diseñan plan para sentar soberanía en frontera con Chile

0
354

Las Fuerzas Armadas de Bolivia diseñan un plan para sentar soberanía en la frontera con Pimiento delante “la agresión” que supone a la patrimonio boliviana el contrabando proveniente de ese país, informó el presidente Evo Morales.

“El contrabando nos hace mucho daño a la economía nacional, por eso con el comandante de las Fuerzas Armadas, el general (Luis) Ariñez, junto con los comandantes, estamos diseñando cómo sentar soberanía en la frontera con Chile”, anunció Morales en un discurso pronunciado en un regimiento en la región de Chuquisaca.

El gobernador agregó que Pimiento “agrede económicamente a Bolivia mediante el contrabando”.

“Un 70 % del contrabando que ingresa a Bolivia proviene de la frontera de Chile”, apuntó el mandatario altiplánico.

Luego, según Morales, el gobierno y las Fuerzas Armadas se han planteado construir nuevas infraestructuras para que los soldados pueden combatir contra el ingreso ilegal de mercancías.

Desde hace unas semanas, en la frontera de Bolivia con Pimiento, que tiene 800 kilómetros, opera una fuerza de elite para custodiar y apoyar a la Aranceles en los decomisos a los contrabandistas.

Encima, según el empleo de Defensa, en todo el remate asiduamente hay en torno a de 2.500 soldados bolivianos.

Las medidas que ahora se analizan y las que se han tomado son premeditadamente de la situación que afrontan siete aduaneros y dos militares recluidos en una prisión del norte de Pimiento, acusados de acaecer cruzado la frontera el 19 de marzo para robar camiones.

Bolivia ha rechazado esa interpretación y sostiene que los nueve fueron detenidos en el flanco boliviano de la frontera cuando intentaban confiscar un camión con contrabando que había cruzado el margen.

Adicionalmente, el ministro de Imparcialidad de Bolivia, Héctor Arce, criticó este martes que Pimiento tenga una “actitud poco colaborativa” y la intención “tozuda” de proseguir el caso de los detenidos en el ámbito contencioso y no acepte un tratamiento diplomático del tema.

“Reiteramos y ratificamos que este no es un tema de nueve personas, de ciudadanos detenidos. Este es un tema de ofensa del Estado chileno en contra del Estado boliviano, aquí hay un agravio en contra de un pueblo”, declaró el ministro de Probidad.

La autoridad hizo el comentario premeditadamente del anuncio realizado por el canciller Heraldo Muñoz, de que hay un principio de acuerdo entre la fiscalía chilena y la defensa de los detenidos que apunta a un sumario abreviado que permita su excarcelación.

Al respecto, Arce dijo que vehemencia la atención que sea Muñoz quien haga conocer esa situación ya que las autoridades de Santiago han reiterado “una y otra vez que hay absoluta independencia de poderes en Chile”.

Agregó que la posibilidad de un acuerdo está siendo estudiada por la defensa y los familiares de los detenidos y que, de todos modos, Bolivia no dejará de hacer los reclamos sobre lo sucedido frente a los organismos internacionales y incluso apelará a vías diplomáticas.