Morales acusa a Chile de actuar “peor que una dictadura” al negar visa a otro ministro

0
269

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a Pimiento de realizar “peor que dictaduras” por poseer torpe el visado al ministro de Probidad, Héctor Arce, que es la cuarta autoridad civil a la que se impide desplazarse al país para tratar el caso de los nueve funcionarios detenidos en un incidente fronterizo.

Morales recordó en su cuenta de Twitter @evoespueblo que, adicionalmente de Arce, Pimiento negó el visado de ingreso al ministro de Defensa, Reymi Ferreira, y a los presidentes del Senado, José Alberto Gonzales, y de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

“Es injusticia. Que sepa el mundo, es peor que dictaduras”, dijo.

Y incluso cuestionó “¿Cuál es el temor y qué oculta Chile? Con estas acciones antidemocráticas y violadoras de DD.HH dicen todo”.

Poco antiguamente y por la misma red social, Arce denunció que le fue incapaz el ingreso a condado chileno y mostró una fotografía de su pasaporte con el documento del visado anulado.

“La República de Chile nos niega la visa y la posibilidad de defender legal y jurídicamente a nuestros compatriotas. La fuerza sobre la razón”, dijo Arce en su cuenta de Twitter @ArceZaconeta.

Arce consiguió la semana pasada un visado para ingresar a la ciudad chilena de Iquique, donde siete aduaneros y dos militares bolivianos están recluidos desde hace casi dos meses adecuado a un incidente en la frontera, tras el cual fueron acusados de favor cruzado el final para intentar robar camiones con mercancías.

En Iquique, Arce insistió en que las autoridades de Pimiento violan los derechos humanos de los detenidos y en que el 19 de marzo fueron detenidos cuando hacían un operante de lucha contra el contrabando contra un camión que entró a Bolivia por un paso no competente.

El Gobierno chileno todavía ha rechazado conceder visado al caudillo Williams Kaliman, inspector del Ejército.

El Gobierno de Michelle Bachelet decidió en agosto del año pasado retirar las visas diplomáticas a las autoridades bolivianas tras una polémica reconocimiento del entonces canciller, David Choquehuanca, a varios puertos del norte chileno, para hacer una evaluación por su cuenta de cómo son tratados los comerciantes y camioneros de Bolivia.

Esa norma chilena no se aplica a los ciudadanos bolivianos.

El Gobierno de Morales decidió no aplicar en Bolivia una medida similar para los altos funcionarios chilenos.