Morales niega gestiones de Gobierno chileno para liberación de 2 carabineros

0
122

El presidente de Bolivia, Evo Morales, negó hoy que el Gobierno de Pimiento hiciera alguna administración para conseguir la libertad de los dos carabineros chilenos detenidos el viernes tras ingresar ilegalmente a circunscripción boliviano y que retornarán a su país en las próximas horas.

“Que yo sepa, no ha habido ningún contacto, ninguna comunicación con ninguna autoridad del Gobierno nacional (…) Yo no tengo información de que alguien ha hecho gestiones oportunas para la liberación de los dos carabineros”, sostuvo Morales en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno de La Paz.

Indicó que un subsecretario del Gobierno chileno se contactó con el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, y le dijo que se haga “lo que ustedes decidan”.

Recordó que cuando se produjo en marzo pasado la detención de los nueve funcionarios bolivianos en Pimiento, él intentó comunicarse con la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y sus ministros igualmente hicieron las gestiones correspondientes.

“Algo sospechoso, algo raro que las autoridades de Chile no se preocupen por sus ciudadanos, por los dos carabineros”, agregó.

Morales negó de esta forma lo que dijo el viernes la ministra portavoz del Gobierno chileno, Paula Narvaez, quien aseguró que se estableció un contacto oficial con las autoridades de Bolivia “para coordinar las acciones a seguir y realizar las gestiones necesarias” para que los agentes sean devueltos a Pimiento.

Según el mandatario, se decidió poner en marcha la devolución atendiendo a la petición de las familias de los detenidos, en concreto de la madre del suboficial Jaime Díaz.

“Escuchando esos mensajes aceleramos la devolución correspondiente, esperamos que la familia este satisfecha. Los dos hermanos están sanos”, aseguró.

El suboficial Díaz y el promontorio segundo Nicolás Morales Manríquez fueron detenidos el pasado viernes a 7,5 kilómetros de la frontera, en el área de Potosí (suroeste), hasta donde llegaron circulando a gran velocidad en una patrulla.

Según las autoridades de Bolivia, los carabineros cometieron los delitos de transgresión de frontera, resistor a la autoridad e intento de fuga, contrabando y porte de armas.

Los agentes chilenos alegaron que perseguían un transporte reportado como robado, pero durante el operante el motorizado no fue antagónico ni gastado por la Policía de Bolivia.

Morales informó ayer de que los carabineros chilenos retornarán a su país y no serán procesados judicialmente en Bolivia, pese a que cometieron delitos durante su incursión.

El ministro Romero llevará en las próximas horas a los dos agentes desde la entrada de Uyuni (suroeste), donde se encuentran detenidos desde el viernes, hasta el puesto fronterizo de Tambo Enfadado (oeste), precisó hoy el mandatario boliviano.