Muere el nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo

0
105

El intelectual y nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, falleció hoy bajo custodia en un hospital del norte del país, tras tener sido recientemente excarcelado por un cáncer de hígado terminal, según un comunicado oficial.

Liu, a quien no se le permitió despabilarse ayuda médica en el extranjero, falleció a los 61 abriles a posteriori de sobrevenir los casi nueve últimos en prisión, donde recibió el premio Nobel en 2010 por su persistente lucha por la democratización de China.

El disidente murió “debido a un fallo multiorgánico” posteriormente de que el pasado martes comenzaran a aplicársele cuidados intensivos, precisa la Oficina de la Distribución de Honradez de la ciudad de Shenyang, donde el nobel estaba ingresado.

Hoy sus allegados ya temían que Liu hubiera fallecido, pues el hospital donde estaba no había publicado informaciones sobre su estado de lozanía en todo el día, a posteriori de que hubiera publicado uno o varios partes médicos a diario esta semana.

El final de Liu se precipitó posteriormente de que el pasado 26 de junio su abogado Mo Shaoping anunciara que estaba hospitalizado, aunque bajo custodia policial, para tratarle de un cáncer terminal de hígado.

Las autoridades confirmaron luego que había sido trasladado a un hospital universitario de Shenyang, haber de la provincia nororiental de Liaoning, para ser tratado.

Desde entonces, se sucedieron las peticiones de amigos, organizaciones de derechos humanos y países para que el Gobierno chino permitiera a Liu salir al extranjero a admitir ayuda médica, lo que fue desoído por Pekín, que lo consideró una injerencia en sus asuntos internos y sus procedimientos legales.

Frente a la presión internacional, las autoridades anunciaron el pasado día 5 que permitirían que especialistas extranjeros, en concreto de Estados Unidos y Alemania, viajaran a China para ayudar al equipo médico nave y éstos pudieron verle el pasado fin de semana.

Los médicos extranjeros coincidieron en el pronóstico de los especialistas chinos, pero contradijeron la interpretación oficial al sostener que Liu podía ir al extranjero, a pesar de que Pekín insistía en que estaba muy débil como para hacer un alucinación de larga distancia.

Tras esta recepción, las autoridades anunciaron un decaída de su estado de vigor, tanto por el proceso canceroso como por la aparición de una trombosis venosa en la pierna izquierda.

El viernes se informó de que los médicos habían dejado de suministrarle medicamentos contra el cáncer, adecuado al menoscabo que había sufrido su organismo en los últimos días.

Liu, que había pasado varios períodos encarcelado anteriormente, fue condenado en 2009 a merienda abriles de retiro por incitar a la subversión tras ayudar a redactar la señal “Carta 08”, un manifiesto político que pedía al régimen comunista la aplicación de derechos constitucionales, como la separación de poderes o la liberad de expresión.

Un año a posteriori, se le otorgó el Nobel de la Paz por su constante lucha para conseguir la democratización de China, aunque no pudo recorrer a Oslo a recibirlo.