Nadal, sobre pifias a Piqué: “No me gusta que piten a nadie”

0
57

Rafael Nadal comentó este martes, durante una rueda de prensa, los silbidos e insultos que el lunes recibió el deportista del FC Barcelona Gerard Piqué durante los entrenamientos con la selección española en Madrid, y aseguró: “no me gusta que piten a nadie, no entiendo a la gente que pita a otro”.

“Creo que todas las actuaciones de forma radical, sean de unos o de otros, están mal, la radicalización en general, sea futbolística, tenista o de cualquier deporte, cualquier fanatismo, es algo malo”, subrayó Nadal en Beijing, donde disputa el Descubierto de China y tras derrotar al francés Lucas Pouille.

Gerard Piqué entrenó ayer con la selección española tras un entrada hostil, y permaneció 23 minutos sobre el césped durante los cuales recibió insultos desde la peldaño por aficionados que portaron pancartas en su contra y mostraron su deseo de que abandone inmediatamente el equipo. Esto, en rechazo a su postura a servicio de la independencia de Cataluña y especialmente tras sus declaraciones en las que se emocionó hasta las lágrimas por la violencia que ejerció la guardián civil española el domingo para impedir la realización del denominado referéndum del 1-O.

“Piqué, cabrón, fuera de la selección” y “fuera, fuera”, fueron los gritos que acompañaron desde la escalón el momento en el que Piqué saltó al césped cercano al resto de internacionales españoles.

Los insultos de la escalera se encadenaron, así como los cánticos. “No nos engañan, Cataluña es España”, “Viva España” y “Viva la Guardia Civil”, se repetían en un entorno que solo cambiaba para ovacionar al internacional del Positivo Madrid Sergio Ramos, o para corear el nombre de su compañero Isco Alarcón.

“Se llegan a unos extremos que no aportan nada positivo, y evidentemente pitar a Piqué es también una forma de expresarse de gente demasiado radical”, analizó Nadal, presente número uno mundial.

El lunes, Nadal reconoció que se había sentido “con el corazón encogido” por los sucesos ocurridos el fin de semana durante la consulta catalana.