Novia del autor de la masacre en Las Vegas: “Nunca pude imaginarme algo así”

0
40

Marilou Danley, la novia de Stephen Paddock, el autor de la holocausto de Las Vegas en la que fallecieron casi 60 personas y más de 500 resultaron heridas, aseguró hoy que nunca se le pasó por la individuo que su pareja pudiera aguantar a extremidad tal matanza.

“Conocí a Stephen Paddock como un hombre bondadoso, cariñoso y tranquilo”, dijo Marilou Danley, la novia de Paddock, en un comunicado letrado por su abogado.

“Él nunca me dijo nada ni tomó ninguna acción de la que yo fuera consciente que yo entendiera como una advertencia de que algo horrible como esto pudiera suceder”, agregó la mujer de origen filipino, quien se ha comprometido a colaborar con las pesquisas.

Los comentarios de Danley llegan posteriormente de que las autoridades la considerasen una figura esencia en su investigación para dilucidar por qué Paddock, un contable retirado de 64 abriles, abrió fuego desde una habitación de un hotel en Las Vegas contra los miles asistentes de un concierto de country.

Cuando el tiroteo ocurrió, Danley estaba fuera del país, y regresó a Los Ángeles la sombra del martes, antiguamente de ser entrevistada por agentes del FBI durante el día de hoy.

Los investigadores han sido incapaces de identificar un motivo hasta el momento, y la confesión de Danley, publicada a posteriori de murmurar con el FBI, indica que está igual de conmocionada que el resto de su comunidad por lo que pasó.

Danley dijo el miércoles que había viajado a Filipinas porque Paddock le compró un billete para revistar a su comunidad allí, y a su arribada él le envió efectivo para ayudar a comprar una casa para Danley y su grupo.

“Yo estaba agradecida, pero honestamente, estaba preocupada de que fuera una forma de romper conmigo, primero por el inesperado viaje a casa, y luego por el dinero”, agregó.

“Nunca se me ocurrió de ninguna manera que estuviera planeando un acto violento contra nadie”, reiteró.

Las autoridades han descrito un horripilante nivel de preparación en el ataque de Paddock, al explicar que llevó consigo un pequeño atarazana a una suite de dos habitaciones en el suelo 32 del Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas desde donde realizó el ataque.

Igualmente instaló cámaras para que poder monitorear los movimientos de la policía y cuando los oficiales de las fuerzas especiales se acercaron, se suicidó.

“Estoy devastada por las muertes y heridos y mis plegarias son para las víctimas y sus familias y todos aquellos que han sido lastimados por estos terribles eventos”, añadió Danley.