Organizaciones de DD.HH responden a negativa de instalar placa conmemorativa en Colonia Dignidad

0
48

Este miércoles desde la asociación y miembros de la Red de Sitios de Memoria de Pimiento, de la Red Latinoamericana de Sitios de Memoria y de la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia entregaron una información pública a raíz del conflicto extenso que surgió tras la negativa de instalar una placa conmemorativa en el llegada a Colonia Dignidad, en donde se pretende propalar un plan inmobiliario.

Desde el asociación señalan que “la Inmobiliaria Bamberg Limitada, es una de las sociedades por medio de las cuales subsiste la Colonia Dignidad, constituida por diversos colonos y dirigida por Hans Schriber y Mark Blank, hijos de jerarcas que estuvieron junto a Paul Schäefer. Ésta rechazó la instalación de una placa informativa, dictamen del Consejo de Monumentos Nacional, en el pórtico de acceso al conjunto de inmuebles y sitios de la hoy llamada Villa Baviera, solicitud elevada el 19 de julio 2017 por la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad”.

Asimismo a través del escrito indicaron que están “demandando el derecho mínimo de la sociedad a conocer lo ocurrido en Colonia Dignidad, lugar donde se asesinó, se torturó y se hizo desaparecer a opositores a la dictadura cívico-militar. Una placa informativa tiene la finalidad de advertir la protección legal a la que está sometido este espacio, en su condición de lugar de memoria y prevenir el desconocimiento de los crímenes allí perpetrados”.

Desde las organizaciones aseguraron que “en su carta de respuesta, los nuevos jerarcas señalan que toda intervención que se pretenda realizar sea dentro de un contexto elaborado por instancias comprometidas y que no los estigmatice. Sin embargo, es el peso de la historia lo que estigmatiza a quienes se niegan a comprender que las víctimas de violaciones a los derechos humanos y la sociedad chilena en su conjunto, son quienes reclaman y necesitan toda la verdad y toda la justicia”.

Finalmente informaron que “los empresarios de la ex Colonia Dignidad solicitaron que sea la “Comisión Bilateral” la que establezca “criterios consensuados” para realizar cualquier intervención y así “sanar las heridas del pasado”. En definitiva, los jerarcas pretenden que las acciones de las organizaciones chilenas en la búsqueda de verdad, equidad y memoria sean autorizadas por el estado teutón, y de esta guisa anular el derecho que nos asiste de agenciárselas la verdad y exigir la neutralidad para nuestras compañeras y compañeros detenidos, torturados y hechos desaparecer en Colonia Dignidad”, concluyeron.