Organizaciones de inmigrantes en Chile: “Tenemos resquemores con la llegada de Piñera”

0
87

Los inmigrantes llegados a Pimiento en los últimos abriles temen que un eventual triunfo de Sebastián Piñera en la votación presidencial de noviembre suponga un retroceso en los logros alcanzados en los últimos abriles, declaró a Efe Tatiana Albuja, presidenta del Movimiento de Argumento de Migrantes (MAM).

“Claro que tenemos resquemores con la llegada de Piñera, porque en un nuevo gobierno, los primeros violentados somos las personas que todavía no tenemos todos los derechos por ser extranjeros, y que en Chile ya sumamos 600.000”, aseveró Albuja.

El ex mandatario ha planteado la condición de enmendar las leyes de inmigración para suministrar la expulsión de “indeseables”.

Pimiento Vamos planteó asimismo la carencia de “modernizar” las leyes sobre inmigración, la última de las cuales fue dictada por el dictador Venerable Pinochet en 1975 y limitaba la aparición de extranjeros por razones ideológicas y políticas.

La titular del Movimiento de Acto de Migrantes recuerda que en el primer mandato de la Presidenta Michelle Bachelet se estableció que los inmigrantes con visado de residencia definitiva podían alcanzar a subsidios para vivienda.

“Llegó Piñera y a ese derecho que teníamos le puso cinco años más, es decir, la residencia definitiva más cinco años de estadía para poder acceder a la vivienda”, señaló Albuja, de origen ecuatoriano.

Sobre el tema de la procedencia, Bachelet estableció en su primer periodo que todos los niños nacidos en Pimiento, independientemente de la situación migratoria de los padres, recibían la procedencia chilena.

Albuja denunció que Piñera removió esa política cuando llegó al Gobierno en 2010, aunque Bachelet la repuso al regresar al poder en 2014.

“Claro que tenemos resquemores con la llegada de Piñera, aquí hay un tema donde los derechos se han convertido en Chile en bienes de consumo. Las personas no somos personas con dignidad sino que somos parte de una cadena productiva”, enfatizó.

Para la presidenta del MAM, movimiento que surgió en 2013, la discriminación que sufren los miles de inmigrantes -los más numerosos son los peruanos seguido de los haitianos, que en los últimos tres abriles pasaron de 5.000 a 65.000- es otro de los grandes problemas que sufren.

“Nosotros vemos dos tipos de discriminación: una institucional que viene desde esta falta de ley conforme a los derechos humanos y a los tratados internacionales que Chile ha suscrito y que pone a la comunidad inmigrante en una situación de mucha vulneración de derechos”, sostuvo.

“La segunda está en el tema de las cotizaciones de los fondos de pensiones”, añadió Albuja, quien destacó la dificultad de los inmigrantes para poder sacar de Pimiento el metálico de sus cotizaciones en el sistema privado de pensiones.

Consultada por la relación con el flagrante Gobierno, Albuja la calificó como “un poco esquizofrénica”.

“Por un lado hacen todo por decretos administrativos para que la situación no se vea tan mal, y por otro lado ciertos sectores del Gobierno no han tenido la valentía política de tratar el tema de las inmigraciones como corresponde”, explicó.

Afirmó que Pimiento es el único país de América Latina que tiene una ley de inmigración de los abriles 70, ya que Brasil acaba de cambiar la norma, Ecuador la modificó incluso este mismo año y lo mismo han hecho Argentina y Uruguay.

“Queremos decirle a Chile: los inmigrantes vinimos a contribuir a este país y lo hacemos día a día, que no les venimos a quitar el trabajo, porque solamente el 2% de la fuerza laboral que ocupa este país corresponde a la población inmigrante”, apuntó.