Parlamentarios alemanes instan a sus pares chilenos a trabajar en la reparación de víctimas de Colonia Dignidad

0
296

En abril del 2016, el Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania emitió una exposición en la cual reconoció la aspecto de indiferencia y complicidad del cuerpo diplomático de su país, a lo que se suma la cita que un colección de parlamentarios alemanes realizó recientemente a la flagrante Villa Baviera, de lo cual emanó una propuesta para indisponer el tema, y que recientemente han presentado al parlamento germano.

La iniciativa cuenta con el respaldo de más de 90 congresistas y actualmente está en discusión de comisión, y se encuentran a la retraso de los aportes de la Democracia Alemana y la Socialdemocracia de dicho país.

La propuesta interpela a los Estados chileno y teutón para conformar una comisión doble que esté a cargo de realizar investigaciones históricas y jurídicas de los hechos acontecidos en Colonia Dignidad y de las sociedades anónimas y empresas vinculadas a ésta, ofrecer apoyo a los ex–habitantes del enclave para precisar su situación judicial, social y económica, la construcción de un espacio de memoria, entre otras. Asimismo, otro de los objetivos centrales tiene que ver con la requisito de conseguir verdad y razón por los crímenes ocurridos en Colonia Dignidad en los que tuvieron décimo sus dirigentes y habitantes.

Para Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, la propuesta de los parlamentarios alemanes “representa un avance significativo para alcanzar más verdad, justicia, memoria y reparación. Los puntos señalados en ella son por los cuales las agrupaciones y organizaciones de derechos humanos llevan años interpelando el Estado chileno. El escenario actual insta a nuestra sociedad -organismos de la sociedad civil y autoridades gubernamentales-, a ser capaces de dialogar con la propuesta alemana y a la vez definir un camino a seguir considerando la participación de las distintas partes involucradas”.

“Colonia Dignidad sigue siendo una herida en las relaciones binacionales” de Pimiento y Alemania, manifestó Ingrid Wehr, de la Fundación Henrich Böll, quien aplazamiento que esta iniciativa “abra el camino para un proceso binacional de verdad, justicia y memoria”.

Para Bizcocho Garcés, abogada de las víctimas chilenas, esta instancia constituye una esperanza, ya que es “la oportunidad de que se tomen por fin medidas que esperamos que cooperen y ayuden a las víctimas y no a los victimarios”. Así, agregó Garcés, este paso “es una oportunidad para que el Estado de Chile cumpla con sus obligaciones”, cubo que “hay un deber pendiente que no es sólo es sólo del poder judicial: es del poder ejecutivo, legislativo y también del poder judicial”.

Por su parte, Winfried Hempel, abogado de las víctimas alemanas expresó todavía su visión respecto a este proceso. “Por primera vez el Estado alemán se hace cargo de hechos sucedidos fuera del territorio nacional y eso es muy importante porque ha habido un conflicto de competencias (…) y siempre ha dicho que es un tema de  soberanía nacional”.