Pentágono y Bagdad: “Empezó batalla decisiva para recuperar Mosul”

0
207

Por su parte, el primer ministro iraquí anunció en un discurso televisado en la alborada de hoy, de acuerdo con la web de noticiero Al Sumaria que en Irak comenzó la cumplidamente esperada ataque marcial para la fuga de Mosul de manos de la milicia terrorista Estado Islámico,

El cabecilla de Gobierno llamó a los habitantes de la ciudad a cooperar con las fuerzas de combate iraquíes y dijo que había llegado la hora de la escape de Mosul. Añadió que el terrorismo y el EI iban a ser derrotados este año.

La ataque es liderada por el Ejército y la policía del país. Mosul es el final bastión del EI en Irak. La ciudad se encuentra desde junio de 2014 bajo control de los extremistas. En caso de que sea liberada, el EI estaría ampliamente derrotado militarmente en Irak. En la vecina Siria la milicia sunita aún controla vastos territorios.

Las fuerzas del Ejército y la Policía iraquíes habían tomado posiciones en las últimas semanas y días en los alrededores de Mosul, apoyadas por los combatientes peshmerga kurdos. La idea es de todas formas que los peshmerga no ingresen en la ciudad. Todavía participarían en la ataque milicias sunitas locales.

Mosul es la ciudad sunita más importante en Irak

La coalición liderada por Estados Unidos lleva delante ataques aéreos contra el EI. Se estima que en Mosul y alrededores aún hay unos 4.000 combatientes del EI. De acuerdo con distintas versiones, éstos cavaron un sistema de fosas y túneles para defenderse. Asimismo se estima que numerosas calles y edificios están sembradas de trampas explosivas, lo que podría dificultar el avance sobre la ciudad.

Muchos sunitas se sienten discriminados por la mayoría de chiitas en el país. En los últimos días había escalado adicionalmente el conflicto entre el Gobierno iraquí y Turquía. Bagdad pide la retirada de tropas turcas estacionadas al noreste de Mosul y que forman a milicias sunitas, entre otras fuerzas. Turquía, por su parte, rechaza el retiro de sus unidades.

Organizaciones de ayuda advirtieron antiguamente del inicio de la ataque de un nuevo drama de refugiados. ACNUR estima que unas 700.000 personas podrían huir de Mosul y faltar ayuda.

El EI ha perdido en los últimos meses importantes territorios en Irak y asimismo en Siria. A mediados de año las fuerzas iraquíes liberaron el bastión del EI en el este del país, Faluya. En Siria, el EI igualmente está bajo presión. El domingo, rebeldes apoyados por Turquía tomaron la asiento de Dabik, en el norte del país.

 

Fuente:T13.cl