Piñera asoma la retroexcavadora: de salir electo no seguirá adelante con el proyecto de pensiones de Bachelet

0
52

El candidato presidencial del pacto Pimiento Vamos, Sebastián Piñera, anunció que en caso de convertirse nuevamente en Presidente de la República no continuará delante con los proyectos de la mandataria Michelle Bachelet para reparar el sistema de pensiones.

“Es una muy mala idea el proyecto del gobierno, que le quita una parte importante del ahorro del trabajador que la lleva al ahorro colectivo, que nunca sabeos qué va pasar”, sostuvo en entrevista por radios ADN, Concierto, Futuro y Rock & Pop.

En ese sentido, el ex presidente de Estado cuestionó la creación del Consejo de Parquedad Colectivo, instancia que pretende llevar la batuta parte del 5 por ciento de aumento.

En cambio, dijo, su principal meta será mejorar las jubilaciones “de todos”, en peculiar a quienes reciben los montos más bajos, a la clase media y a las mujeres.

“Los empleadores van a tener que aportar más para fortalecer el ahorro de sus trabajadores”, indicó Piñera. Y para ello, propone un aumento del 4 por ciento en la cotización para la cuenta personal del empelado. “Porque nadie tiene derecho a meterle la mano”, apuntó el cabecilla de la derecha.

Consultado por la ley de fracaso en tres causales, Piñera insistió en que durante su nueva administracióm fortalecerá el sistema de seguimiento de las mujeres que enfrenten embarazos vulnerables.

“La idea es que las mujeres no estén solas, y no sólo del Estado, sino que queremos que la sociedad civil tenga organizaciones sin fines de lucro que las acompañen. Obvio que en mi caso quisiera que ese acompañamiento llevara a que las mujeres optaran por la vida”, declaró.

En esa dirección, aseguró que eso no es una intromisión en la atrevimiento de la gestante. “Eso no es intervenir, porque cada mujer que esté enfrentando un embarazo vulnerable podrá elegir qué institución pública o de la sociedad civil le va a prestar ese servicio de acompañamiento”, enfatizó.

“Siempre he considerado que cuando la vida de una mujer embarazada está en peligro me parece absolutamente legítimo, legal y aceptable que se le apliquen todas las terapias y tratamientos médicos necesarios aun cuando ello ponga en riesgo la vida el hijo que está por nacer. Me parece que es una contradicción cuando se habla de aborto terapéutico. En Chile, antes de esta ley, ya se aplicaban a las mujeres que tenían riesgo de vida estando embarazada, todos los tratamientos médicos aun cuando que, como producto no deseado, se ponga en riesgo la vida de ese hijo”, concluyó.