Población rural llama al Gobierno a poner suma urgencia a tramitación de reforma al código de aguas

0
55

La Liga Doméstico de Agua Potable Rural (FENAPRU) ha manifestado su apoyo a la reforma al Código de Aguas que se está tramitando en el Senado, ya que aseguran que la norma actual no contiene ni priorización de usos, ni instrumentos de gobierno adecuados para carear el estrés hídrico que sufre el país hace más de una lapso, adicionalmente de la tendencia a la desertificación que trae el cambio climático.

FENAPRU, tiene la responsabilidad a nivel doméstico de apoyar a todos los Comités y Cooperativas de agua potable rural, que tienen a su cargo el agua potable de las comunidades rurales a través del país.

“Apoyamos la reforma, porque por primera vez se da facilidades para el agua potable rural y establece importantes beneficios para el sector agrícola y los campesinos en particular”, manifestaron desde sindicato.

Entre ellos, explican que hace un gratitud del derecho humano al agua y saneamiento el que debe ser asegurado por el Estado, en amistad con el derecho humano al Agua, obvio por las Naciones Unidas el año 2010. Incluso indican que prioriza el uso de las aguas, privilegiando el agua potable y establece reservas para las funciones de subsistencia y la sustentabilidad ambiental de las fuentes de agua.

“Esta reforma reconoce a los Comités y Cooperativas de agua potable rural, como también a las comunidades campesinas e indígenas como sectores de subsistencia y con prioridad en el acceso al agua. Otorga la posibilidad de que los servicios de agua potable rural soliciten hasta 12 litros por segundo de forma transitoria, mientras se ejecutan obras de mejoramiento y se tramitan los derechos definitivos y también permite cavar en suelo propio de un Comité o Cooperativa de Agua Potable, o de algún dirigente y extraer agua para el consumo humano para la comunidad que atiende”, señalaron.

Asimismo informaron que la reforma todavía exime del cobro de patentes por no uso de agua a los Servicios Sanitarios Rurales, por considerar que se entrega un servicio primordial.

Desde el organismo confesaron que ven con “mucha preocupación como sectores vinculados a la gran agroindustria intentan confundir a los pequeños agricultores diciéndoles que esta reforma los va a perjudicar, en circunstancias que es todo lo contrario: los beneficia. Por esta razón, llamamos a los campesinos a contactar a FENAPRU para instruirse sobre la reforma; y llamamos al gobierno a poner suma urgencia para descongelar la tramitación de la reforma en la Comisión de Agricultura del Senado, donde esperamos ser invitados a exponer nuestro punto de vista”.