Preso de Punta Peuco: "Aquí están los que están pagando"

0
51

El Anciano en retiro del Ejército Carlos Herrera Jiménez, preso de Punta Peuco condenado a dependencia perpetua por el homicidio de Tucapel Jiménez y Juan Alegría, afirmó que "si esta cárcel tiene mejores estándares se debe a que ha sido arreglada por los presos".

En una entrevista con La Tercera el exmilitar afirmó que "es un mito que hay más comodidades" en el penal: "Le aseguro que si nos cambian de cárcel en un plazo de tres meses ese penal al que lleguemos vamos a arreglarlo igual y nuevamente nos van a tener que sacar, porque 'es una cárcel de cinco estrellas'".

Herrera Jiménez, quién confiesa que "tengo asumidos mis crímenes y mi castigo", comentó que "el conflicto de los DD.HH. es un problema de Estado al igual que el conflicto mapuche. Los dos conflictos tienen un inicio y un ampliación de tipo político y, como tal, deberían tener un final de carácter político. Y la solución política no significa tener impunidad, sino que nos ordenemos y nos pongamos de acuerdo".

El exmilitar afirmó que en Punta Peuco ya no hay más información para encontrar los detenidos desaparecidos, sino que "a las cuatro instituciones de la Defensa Nacional les falta dar algún tipo de información. No han dicho, por ejemplo, quiénes son los mandos que tienen algún grado de responsabilidad. Hay registros de los procedimientos, tienen que estar".

Respecto a la responsabilidad de sus superiores jerárquicos, Herrera Jiménez comentó que "no es posible que suboficiales tengan la misma pena que sus jefes. Eso no se usa militarmente, y si se usa así, entonces hay que enmendar toda la malla curricular de las instituciones".

El ex uniformado denunció que hay responsables de atropellos a los DD.HH. que han atrevido de la conciencia por influencia política, dando como ejemplo al hermano de Enrique Krauss "que fue exonerado de toda culpa en Pisagua. Y él era mi jefe. Yo estoy preso y él libre".

"Yo no puedo otra cosa sino pensar que hubo una mano política que ayudó. Tengo asumidos mis crímenes y mi castigo, pero lo que quiero es graficar que en el caso de los DD.HH. hay quienes han conseguido escapar gracias al pituto", concluyó Herrera Jiménez.