Propuesta de Piñera considera eliminar el CAE y fijar sistema público de financiamiento en educación

180

Diversas críticas desde el gobierno y la Nueva Mayoría han provocado los primeros lineamientos de lo que será la propuesta programática en materia de educación del ex Presidente Sebastián Piñera, presente candidato a La Moneda de la UDI, RN y el PRI.

Esto, en gran medida, considerando que el ex Mandatario ya ha anunciado que -en el caso de retornar a Palacio- buscará reestablecer el copago y estancar el porcentaje de beneficiados por la gratuidad en la educación superior. Es sostener, suministrar la subvención que se entrega actualmente, destinado al 50% más endeble, pero sin aspirar a ampliar el rango, planteamiento que formaba parte de los ejes centrales del programa de Bachelet.

En ese sentido, el propio Piñera se refirió a esta materia el martes pasado, luego de sostener un diálogo con quienes serán parte de su equipo en temas educacionales, especie que es integrado por el senador Andrés Allamand (RN) y el diputado Jaime Bellolio (UDI). Y a quienes se suman el director de Avanza Pimiento, Gonzalo Blumel; el director de Argumento Educar, Raúl Figueroa; Sylvia Eyzaguirre del CEP; la presidenta de la Confepa, Erika Muñoz; y el ex dirigente estudiantil Julio Isamit.

“Los que hoy tienen gratuidad y el 50% más inerme, para lo cual está comprometida la gratuidad, la vamos a permanecer. Pero para el resto de los estudiantes va a tener un sistema solidario y efectivo y no parcial de ayuda”, dijo Piñera

Y entrando en detalles técnicos de su propuesta explicó que el sistema funcionará en almohadilla a una “combinación de becas y préstamos que no va a ser administrada por los bancos, sino que por un organismo sabido y que va a ayudar a los estudiantes. Sin discriminar entre estudiantes del mismo nivel de vulnerabilidad y sin discriminar entre instituciones del mismo nivel de calidad”.

Según aseguran en el entorno de Piñera, uno de los ejes centrales de su propuesta es modificar el flagrante sistema de financiamiento. Esto, estableciendo el fin del Crédito con Aval de Estado (CAE), préstamo que funciona actualmente y es administrado por bancos.

En ese sentido, la idea es crear una nueva institucionalidad pública que administre la entrega de beneficios que, según dicen en Pimiento Vamos, considera la entrega de becas parciales, de gratuidad y préstamos.

Estos últimos, eso sí, manteniendo cláusulas como un porcentaje mayor de cuota en relación al sueldo del presbítero, el cual podría estar en el orden del 10%, aunque eso aún no está totalmente resuelto. A esto se suma la idea de que la deuda sólo existirá por un período determinado de abriles pese a que no se logre abonar el total y se estipula que en el caso de que un ex estudiante posea remuneraciones bajas -por definir- no se vea obligado a devolver el peculio. 

El planteamiento de Piñera va en camino con un plan de ley ingresado en 2012, lícitamente durante su gobierno. Dicha iniciativa, que no logró consenso en el Congreso, concuerda con varios de los lineamientos anunciados por el ex Mandatario, y según dicen en su equipo, servirá como insumo para la elaboración del programa educativo.

“Lo que ha dicho el Presidente Piñera viene a derribar el mito que algunos quieren crear y la campaña del terror que tanto el gobierno como parlamentarios de izquierda han iniciado, al sostener que la gratuidad al 50% se mantiene”, dijo Bellolio y agregó: “Eso es una gratuidad justa, porque va dirigida hacia los más vulnerables”.

Respecto de qué pasará con el segmento que no pueda lograr a la gratuidad, en tanto, el parlamentario indicó: “Se van a añadir más estudiantes beneficiados a través de becas de gratuidad, becas parciales y un crédito que es contingente al ingreso y que es administrado por un engendro estatal, sin los bancos. Es un mecanismo adaptado que permite que nadie quede fuera de la educación por motivos económicos”.

Uno de los planteamientos que paciencia ser abordado al interior del equipo educativo de Piñera incluso considera, según cuentan en la examen, establecer que los estudiantes que accedan a los préstamos estatales no tengan que satisfacer mientras cursan sus estudios, iniciando el cuota sólo a posteriori de finalizada la carrera. Eso sí, dicha medida aún debe ser analizada.

Y si correctamente la aniquilación del CAE, que fue uno de los ejes centrales de las peticiones del denominado movimiento estudiantil iniciado durante el gobierno de Piñera, está considerado entre las propuestas del flagrante gobierno, aún no ha habido mayores avances.

Eso sí, según ha señalado la propia ministra de Educación, Adriana Delpiano “el CAE se va a eliminar de todas maneras (…) Ese compromiso va sí o sí”. Cosa que, según agregó, debería darse durante este año, postrer período parlamento del mandato de Bachelet. 

Fuente:T13.cl