Qué son los “au pair” y por qué su trabajo es considerado por algunos como una forma de esclavitud moderna

0
59

Los “au pair” son personas -en su mayoría, mujeres jóvenes- que viajan a un país diferente al suyo para ayudar a una clan con el cuidado de los hijos.

A cambio de esa ayuda, las reciben alojamiento, comida y poco de cuartos.

La palabra “au pair” significa “a la par” o “igual a” y se refiere a que los “au pairs” son tratados como un miembro más de la grupo. El objetivo de los “au pair” suele ser el instruirse una argot y una civilización diferente.

Es una praxis extendida en Europa y Estados Unidos. Pero en algunos casos, la desliz de una estatuto sobre el tema ha llevado a que esta ocupación se convierta en una forma de “esclavitud moderna”, según denuncian algunos expertos.

Una académica especializada en el empleo de “au pair” en Reino Unido denuncia que la forma en que son reclutadas y tratadas parece propia del “Salvaje Oeste”.

Rosie Cox, de la Universidad de Londres, hace abriles que trabaja para que se tomen medidas para evitar que estas personas sean explotadas.

Los “au pair” funcionan como una ayuda para los padres que no tienen familiares cerca.

Aunque no hay cifras oficiales, Cox señala que puede acaecer cerca de 100.000 “au pair” sólo en Reino Unido, un 75% de las cuales vive en Londres.

E insiste en que el sistema se ha convertido en un “todo vale” desde hace una lapso, tras la expansión de la Unión Europea a Europa del Este.

Vale todo

Cuando el gobierno britano les exigía visas a los “au pair” que no pertenecían al sillar europeo, los aspirantes a esta tarea tenían mucha más protección.

Pero, de acuerdo a Cox, desde que no hay un sistema de permisos o visados para este tipo de labores, “nadie se está responsabilizando de la seguridad de los ‘au pair’”.

El gobierno britano ha defendido su posición: considera que el programa de los “au pairs” es una “oportunidad de experimentar la cultura en el extranjero mientras ayudan a una familia con sus hijos y con el trabajo doméstico ligero”.

La mayoría de los “au pair” en Reino Unido proviene de Europa (muchas de ellas de España) y tienden a encontrar a las familias que las acogen a través de agencias o sitios de internet.

Pero no hay una sola regulación que controle el trabajo de estas agencias. Y muchos “au pair” han denunciado maltratos y abusos laborales que rayan la esclavitud por parte de las familias anfitrionas.

Se estima que hay unos 100.000 “au pair” trabajando en Reino Unido.

“Por accidente, con la decisión de eliminar las visas, han crearon esta zona de vacío regulatorio de los ‘au pair’. Fue un descuido”, opina Cox.

La académica sostiene, que bajo el sistema flagrante, tanto los “au pair” como las personas que las emplean están en peligro, porque a ninguna de las partes se le pide ningún tipo de informes.

“Puedes tener una condena por abuso sexual y todavía puedes recibir a un ‘au pair’ en tu casa”, ejemplificó la académica.

Cox cree que las autoridades necesitan establecer una definición clara de qué es un “au pair”, qué funciones tiene y qué regulaciones deben aplicarse a las agencias que los gestionan.

“Ellos necesitan responsabilizarse de la situación que crearon”, agregó.

“Me sentí incómoda e insegura”

Ellie (no es su nombre verdadero) tuvo su primera experiencia como “au pair” en Reino Unido cuando fue a trabajar para una clan en el sureste de Inglaterra.

Rosie Cox dice que cualquiera que ha sido condenado por tropelía sexual puede admitir a una “au pair” en Reino Unido.

La mancebo sostiene que se encontró en medio de un hogar donde “los niños eran violentos porque veían a su madre que era violenta con su padre”.

“Me sentía muy incómoda e insegura. La madre gritaba todo el tiempo”, señaló.

Encima, según su relato, le daban tareas que iban más allá de su deber de “au pair” y la hacían trabajar los fines de semana, pese a que le habían dicho que los tendría libres.

Se suponía que Ellie iba a trabajar de 30 a 40 horas a la semana, pero terminó haciendo 70 horas: empezaba a las 6 de la mañana y finalizaba alrededor de las 8 o 9 de la indeterminación.

“Cuando eres una ‘au pair’, deseas que la familia te dé la bienvenida como si fueras parte de ella, no que te traten como una esclava doméstica”.

“Me dio tanto miedo…”

Isabella (siquiera es su nombre efectivo) contó a la BBC que ella todavía ha tenido “una mala experiencia” como “au pair”.

Fue en una casa en Londres, donde comenzó a tener trabajos como escobillar y estar irresoluto de los niños.

“La madre me dijo al principio ‘eres parte de la familia, no te preocupes’, pero dos semanas después la consigna era otra: ‘Te pago mucho y no haces nada’”.

Isabella reveló que terminó trabajando más de 12 horas al día, incluso los fines de semana. Y no halló mucha comprensión en los momentos más duros.

“Ella me dijo, ‘Soy una madre y te entiendo que quieras hablar con la tuya, pero no puedes hacerlo cuando trabajas para mí”.

“Me dio tanto miedo. Tras dos semanas, escapé de esta familia y me fui para un hostal”.

Anna Souto dijo que había tenido una experiencia positiva como “au pair” en Londres.

“Siempre me piden abrazos”

Por supuesto, no todas las historias son traumáticas.

Anna Souto, de 25 abriles, encontró a su grupo anfitriona en un sitio de internet y viajo desde España el pasado mes de septiembre, posteriormente de conversar vía chat con ellos.

“Desde el primer minuto que llegué a Londres sentí que era un miembro de la familia. Ellos son realmente gentiles conmigo”.

Anna señala que tiene mucho tiempo huido.

“Los niños son amorosos conmigo y para mí es realmente sencillo estar con ellos. Siempre me están pidiendo que los abrace”.

Maggie Dyer ayuda a mujeres jóvenes que desean encontrar una grupo para trabajar como “au pair”.

“Son tan vulnerables”

Maggie Dyer dirige una agencia que se ocupa de ubicar a aspirantes a “au pair” con las familias que las reciben.

Ella cree que muchas jóvenes no se dan cuenta del peligro que implica ir a residir con una clan que nunca han conocido.

“Ellas están solas cuando vienen aquí. Son tan vulnerables”, explicó.

“Conocí a una chica que vino aquí con la promesa de que iba a vivir en Londres, con una pareja y sus hijos. Cuando llegó al aeropuerto, un tipo la recogió, se la llevó para las afueras de la ciudad. Allí se dio cuenta de que no había esposa. Eran sólo él y los niños”.

Dyer dice que muchas candidatas la contactan para encontrar a una nueva comunidad, posteriormente de encontrarse en una situación difícil.

“Algunas de ellas están trabajando todo el tiempo. Son maltratadas por las familias. Supe de una chica que vivía encerrada y ni siquiera le permitían asistir a su curso de idiomas”.

La manual del gobierno de Reino Unido sobre los “au pair”

⦁ Los “au pair” no están clasificados como empleados.
⦁ Deben tener su propio cuarto, que no debe tener ningún costo.
⦁ Deben hacer las comidas principales con la grupo anfitriona, sin ningún costo.
⦁ Deben ayudar con el trabajo irreflexivo adentro de la casa y el cuidado de los niños durante 30 horas en las noches.
⦁ Deben admitir una remuneración mediano o monises de faltriquera.
⦁ Deben tener la dispensa de asistir a clases de inglés en su tiempo libertado.

Un vocero del sección de Negocios de Reino Unido dijo: “Si un ‘au pair’ es víctima de esclavitud moderna, que incluye trabajo obligatorio, servidumbre y tráfico humano, puede reportarlo a la policía de forma inmediata”.

Contenido relacionado

5 ejemplos de lo que es la esclavitud moderna
Esclavitud y servidumbre: la herencia implacable que todavía azota a las mujeres en Filipinas