Referéndum del 1 de octubre: ¿fue Cataluña alguna vez independiente?

0
62

Determinar la independencia de España y constituirse en un Estado con forma de República.

Ese es el objetivo que persiguen los partidos organizadores del referéndum convocado para este domingo en Cataluña.

El gobierno catalán insistió en que se llevará a extremo a pesar de la examen del gobierno de Madrid y de que la votación fue declarada ilegal por el Tribunal Constitucional castellano.

  • Los españoles (no catalanes) que sí quieren un referéndum de independencia en Cataluña
  • La celada de la policía de Cataluña

En medio del clima de crispación que se vive en Cataluña y el resto de España por este asunto, son muchos los que se preguntan: ¿fue alguna vez en la historia independiente este región?

Mapa de España.

Esta cuestión no tiene factible respuesta, ya que historiadores y estudiosos no se ponen de acuerdo en si existió alguna vez poco parecido a una Cataluña independiente.

Miembros del Instituto de Estudios Catalanes (IEC, por sus siglas en catalán), una entidad de carácter privado con sede en Barcelona fundada a principios del siglo XX, se remontan a la Tiempo Media para replicar afirmativamente a esta cuestión.

Un concepto diferente

“Cataluña fue independiente (en el pasado), teniendo en cuenta las circunstancias políticas e históricas de cada momento”, afirma a BBC Mundo el abogado e historiador Josep Cruanyes, miembro de la citada estructura.

En su opinión, “se podría decir que desde el siglo XI-XII hasta principios del siglo XVIII Cataluña fue un Estado, entendiendo lo que era un Estado independiente en aquel momento”.

Asedio de Barcelona.

Su compañero en el mismo IEC, Jordi Casassas, explica, por su parte, que “el de independencia es un concepto moderno, tal y como lo entendemos nosotros”.

“Pero es evidente que en la Edad Media, Cataluña, con la Corona de Aragón, fue el principado de Cataluña, fue un área independiente, un país independiente, que además tenía un parlamento propio, un sistema jurídico propio y un código comercial propio que fue copiado por todo el mundo mediterráneo y por lo tanto fue un área independiente”.

  • 5 claves para entender la tensión que se vive en Cataluña por el referendo de independencia del 1º de octubre
  • ¿Cómo se forma un nuevo país?

La indirecta de Casassas al “parlamento propio” catalán hace remisión a las Cortes catalanas, que al igual que las valencianas y las de Aragón, se mantuvieron activas, aunque su convocatoria fue irregular, durante toda la Antigüedad Media y hasta 1714, momento en que quedaron disueltas tras la pugna de Sucesión que enfrentó a Borbones y Austrias por el trono de España al suceder quedado este vacante.

Precisamente en 1714, en el que con la entronización de Felipe V de Borbón, Cataluña pierde sus fueros y órganos de autogobierno, es el punto de inflexión en el que se centra la controversia entre historiadores.

En contra de lo que sostienen los miembros del IEC, el catedrático Xosé Manoel Núñez Seixas, de la Universidad de Santiago de Compostela y experimentado en nacionalismos, considera que no puede ratificarse que Cataluña fuera nunca independiente.

Pertenece a la historiografía catalanista el mito de 1714 como la pérdida de la independencia, pero esto no es así;

Xosé Manoel Núñez Seixas

“¿Cataluña fue una nación plena antes de 1714, con estado propio? Yo diría que no, porque los estados-nación sólo existen, desde mi punto de vista, a partir de finales del siglo XVIII, cuando el titular de la soberanía pasa a ser el conjunto de los ciudadanos con derechos que son iguales ante la ley y deja de ser el rey el fundamento de la legitimidad política”.

1714, vencimiento esencia para los independentistas

Algunos independentistas consideran que entre 1705 y 1714 Cataluña estuvo luchando por su independencia.

Para Núñez Seixas, “desde un punto de vista histórico serio esto no se puede mantener”.

“Pertenece al acerbo de la historiografía catalanista el mito de 1714 como la pérdida de la independencia, pero esto no es así”, afirma el catedrático.

Retrato de Felipe V y su familia.

La contienda a la que se hace remisión es conocida en la historiografía como “Guerra de Sucesión”, ya que era la Corona de España la que se dirimía entre Felipe de Borbón y Carlos de Austria; una querella dinástica que, según recuerda el habituado de Santiago de Compostela, “no fue un conflicto entre España y Cataluña”, aunque Cataluña pagó un suspensión precio por apoyar al candidato derrotado.

Manipulación en el presente

Es poco que explica el igualmente catedrático de Historia de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Josep María Fradera, quien niega que Cataluña fuera independiente en algún momento de su historia, pero admite el descontento que se vivió tras la Lucha de Sucesión.

“El conflicto -recuerda Fradera- terminó con las instituciones catalanas que habían sobrevivido hasta entonces, eso es cierto. Además de un modo muy duro y con castigos relevantes. En ese momento, muchos catalanes se sintieron derrotados, aunque no todos, porque algunos también apoyaban a los Borbones. Pero el castigo cayó sobre las instituciones catalanas que habían pervivido hasta entonces”.

Dos jóvenes caminan por Barcelona envueltas en banderas independentistas de Cataluña.

Fradera aporta adicionalmente otro observación.

“Todas las sociedades necesitan fabricar su propia versión de la historia. No solo esta, todas. Como además esta vive un momento de gran tensión, evidentemente lo ha acentuado mucho más”, señala.

Y añade: “Estos que hablan también de que España ya fue una unidad desde los Reyes Católicos es también un constructo ideológico que tiene poco que ver con la realidad que es mucho más compleja. Tampoco España era una nación independiente porque España propiamente como tal no existía”