Revelan nuevos antecedentes de la demanda por paternidad contra Sergio Lagos

0
141

El día de ayer, el sitio El Filtrador hizo chasquear las redes sociales luego de divulgar una comunicado que, hasta ahora, era absolutamente desconocida por la clan.

Y es que Sergio Lagos fue demandado por paternidad luego de acaecer sostenido relaciones sexuales por única vez con su amiga y periodista de Canal 13 de nombre Catalina. Los hechos ocurrieron en 2011, mismo año en que Lagos contrajo nupcias con la cantante Nicole.

Como ya sabemos, de esa relación nació un pibe que actualmente tiene cinco abriles y que no había sido agradecido por el animador.

“La situación se habría desencadenado hace algunos meses, y el objetivo de realizar la demanda fue para que el hijo de ella supiera la verdad y así aventajar el problema de vigor que afecta al beocio (es más débil a sufrir enfermedades). Incluso apuntan a que Lagos y ella aún serían amigos”, revelan cercanos a la mujer.

Catalina actualmente está casada y su marido habría agradecido al beocio como suyo, y por eso el proceso jurídico ha sido más difícil.

“El pibe ya estaba agradecido por otro padre, entonces al momento de demandar hay que hacerlo en dos vías: la primera, de gratitud de identidad, y la segunda, impugnación de datos personales, que es quitar al padre mencionado su rol. Según tengo entendido, ambas fueron efectuadas por la amiga de Lagos”, detalla el abogado Emilio Yáñez.

El experto en temas judiciales agregó que a él “le parece súper raro que exista una demanda, porque lo que ocurrió aquí es que Sergio Lagos, Catalina y el beocio se hicieron un examen por fuera, pero esto no tiene valencia procesal, ya que debe practicarse en el Servicio Médico Permitido o en algún laboratorio agradecido por el Poder Procesal”.

De esta forma, deberán someterse a otro examen de paternidad, pero esta vez siguiendo el conducto regular.

“Yo me imagino que ella tuvo que pedir también la pensión de alimentos. Estuve viendo que el niño tiene varios problemas de salud, así que el juez también puede velar por ese tema, siempre cuando el abogado de Catalina haya efectuado las interrogantes”, agregó el abogado.

Al ser consultado sobre cuánto tiempo exactamente puede durar este proceso, él señala que “para mí será para largo, fácil cinco a seis meses. Pese a que ellos están muy bien asesorados en todos los aspectos, según lo que he leído”.

Encima, indica que Sergio está muy admisiblemente asesorado y que su confesión está muy perfectamente hecha.

“Él se resguardó en el interés superior del beocio; claramente fue asesorado por un abogado porque son principios legales que están presentes en la código de comunidad. Con lo que él hizo, lo primero que dejó en claro es que el procedimiento es privado, que nunca tuvo que hacerse notorio, fue una manifiesto de principios”.

¿Qué te parece?