Sharp saca de quicio a los “poderes fácticos” tras inmobiliaria de Ibáñez: “El alcalde no ha tenido vergüenza alguna”

0
306

El pasado 21 de septiembre salió publicado en el Diario Oficial la anulación el permiso de construcción del esquema inmobiliario Parque Pümpin en el alegórico extrarradio O’Higgins, iniciativa del patrón Nicolás Ibáñez.

“Es algo muy sencillo: restablecemos el imperio del Derecho”, sostuvo en aquella ocasión el corregidor de Valparaíso, Jorge Sharp, a El Mercurio. “Luego de cuatro años de lucha, se hizo justicia. Siempre dijimos que el permiso de construcción estaba viciado desde su origen y las antiguas autoridadades municipales y en especial el director de Obras hicieron oídos sordos frente a los informes lapidarios emitidos por Contraloría”, aportó Andrea Silva, vecina del sector.

El viernes pasado, el ex dueño del holding D&S ingresó un solicitud de protección en la Corte de Apelaciones donde alega vulneraciones constitucionales a la empresa que pretendía exculpar un esquema inmobiliario de 22 edificios, que significaba una inversión de US$80 millones en los terrenos del ex huerto suizo.

Según consigna La Segunda, el panfleto que es firmado por el apoderado universal de la empresa, Rafael Burmester, señala que el corregidor Sharp habría vulnerado al menos cuatro derechos, incluyendo el de igualdad delante la ley, de interdicción de toda arbitrariedad, a la seguro de ser tribunal por comisiones especiales y de la propiedad, entre otros.

“El corregidor no ha tenido vergüenza alguna en conmover a señalar públicamente, a través de medios de comunicación que restableció el imperio del derecho”, indica Ibáñez.

La inmobiliaria repara que hasta la aniversario se han invertido más de US$4,2 millones en el superficie, sigla que se suma al valencia del ámbito (US$8,8 millones), “cifra que puede verse aumentada en caso de anular el permiso de edificación”, advirtieron.