Si eres el primogénito es probable que tus papás te quieran más y seas el favorito; estudio

0
64

Aunque lo quieran desmentir, la mayoría de los padres tienen una preferencia por alguno de sus hijos y casi siempre se trata del primogénito de la comunidad.

Las peleas entre hermanos son el pan de cada día de las familias, pero cuando se trata de acogerse a los padres para arreglar un problema, es obvio que ellos favorecerán a alguno de sus hijos y la báscula siempre pesa más del costado del primogénito.

Si posiblemente tú eres el hijo decano de la comunidad, estas son buenas noticiario para ti. Los estudios han mostrado que la mayoría de los padres tienden a bonificar al hijo veterano de la clan y a darles un mejor trato en comparación a sus hermanos menores.

La investigación llevada a sitio por la Universidad de California con 384 familias reveló que el 74 por ciento de las madres y el 70 por ciento de los padres dijeron tener una preferencia por alguno de sus hijos. No dijeron mínimo acerca de cuál era pero eso lo averiguaron directamente con los hijos.

Este estudio publicado en el informe de psicología común resaltó que los primogénitos se sienten más confiados y seguros porque creen que son los favoritos de sus padres.

Los primogénitos suelen ser más asertivos y recibieron más atención a obtener metas como destacar en la escuela o en algún deporte. La profesora encargada del estudio Katherine Conger dijo que:

Estaba un poco sorprendida. Nuestra hipótesis era que los niños mayores, se verían más afectados por las percepciones de un tratamiento diferente oportuno a su condición de niños mayores en la grupo.

En existencia los que estaban más afectados por esa diferencia en el trato eran los hermanos menores, quienes dijeron que sentían una autoestima más desvaloración en comparación a sus hermanos mayores.

Pero si eres el más pequeño de la grupo o el de en medio, no todo está perdido. Otros estudios en Estados Unidos han demostrado las ventajas de ser un hermano beocio.

Por ejemplo, la Universidad de Toronto mostró que los hermanos menores suelen ser más inteligentes que los primogénitos y la Universidad de Ohio concluyó que tener hermanos mayores disminuye el peligro de divorcios en la antigüedad adulta.

Les guste o no, siempre hay un hijo predilecto. Tiene sus ventajas, pero asimismo tienen más presión. Así que disfruta ser el Malcolm que puede disfrutar su inteligencia y no el Francis que termina en una escuela marcial.