Suiza acoge negociaciones internacionales sobre Siria

0
218

AFP

Estados Unidos, Rusia y los países regionales implicados en la refriega en Siria se reúnen este sábado en Suiza en un enésimo intento de alcanzar una tregua, mientras Alepo sigue bajo las bombas rusas y sirias.

El diálogo comenzará a media excursión en Lausana en un ámbito sobrado tenso entre Rusia y los países occidentales que la acusan de “crímenes de guerra” en Alepo. 

Los barrios del este de esta ciudad del norte de Siria, controlados por los rebeldes, sufren una precipitación de fuego desde el 22 de septiembre.

El contexto es difícil porque, según los expertos, se dan las condiciones para que las fuerzas del régimen del presidente sirio Bashar al Asad se apoderen de la ciudad, lo que podría dar un transformación a la pleito desatada en 2011.

El choque de Lausana no indagación un resultado inmediato sino examinar distintas ideas para poner fin a las hostilidades, explicó un responsable estadounidense que acompaña al secretario de Estado John Kerry.

Estados Unidos no quiere tratar el tema a solas con Rusia. Prefiere la presencia de los países regionales “con más influencia” sobre el circunscripción, añade la fuente.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, es pesimista. “No espero nada especial” de este aproximación, dijo el viernes.

Es la primera vez desde finales de septiembre que Kerry y Lavrov se reúnen para negociar, aunque han hablado por teléfono.

Incluso asistirán Turquía, Arabia Saudita y Catar, que apoyan a la alzamiento. Irán, coligado de Asad, anunció hace unas horas su décimo en el discusión, en el que igualmente estarán presentes el enviado distinto de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, y representantes de Egipto, Irak y Jordania.

Los países europeos, sobre todo Francia y Reino Unido, muy críticos con Moscú, no han sido invitados.

“Tomar Alepo a cualquier precio”

¿Qué se puede esperar de estas negociaciones? “Es posible que las dos grandes potencias presionen a sus aliados regionales respectivos para intentar alcanzar un acuerdo de alto el fuego”, considera Karim Bitar, del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS).

Aunque, añade, “los rusos están intentando maximizar su delantera antiguamente de que llegue el sucesor de Barack Obama, probablemente Hillary Clinton, quien actuará sin duda con decano firmeza” que el contemporáneo presidente estadounidense.

“La violencia de los bombardeos demuestra que Rusia ha decidido tomar Alepo Este a cualquier precio“, estima por su parte Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Desde el aparición de la ataque contra la parte de la ciudad en poder de los insurgentes, donde viven 250.000 habitantes, han muerto más de 370 personas, en su inmensa mayoría civiles, según el OSDH. Entre las víctimas figuran más de 130 niños, según la oenegé Save the Children.

Damasco y Moscú afirman atacar Alepo para consumir con los “terroristas”. En una entrevista con el gaceta ruso Komsomolskaya Pravda, Asad declaró que usará una vencimiento en Alepo como “trampolín” para hacerse con otros bastiones rebeldes.

¿Defecación forzada? 

Según varias fuentes, se examinará un plan de Staffan de Mistura que consiste en hacer salir de Alepo a los combatientes de Fatah al Sham (el articulación sirio de Al Qaida llamado antiguamente Frente Al Nosra) garantizándoles la seguridad.

El interrogante es quién sería evacuado: los combatientes o toda la población.

“Según las estimaciones, reconocidas por los rusos, el número de combatientes de Al Nosra no supera el millar. Así que los rusos reconocen que bombardean a una población civil de 260.000 habitantes por 900 personas”, añade una fuente francesa.

Cuatro ONG’s, entre ellas Save the Children, piden a los negociadores de Lausana un detención el fuego de “al menos 72 horas” en Alepo para permitir la abandono de los heridos y el paso a la ayuda humanitaria.

Desde 2011, más de 300.000 personas han muerto en la guerrilla en Siria y más de 13,5 millones de sirios necesitan ayuda humanitaria, según la ONU.

Fuente:T13.cl