Teoría sugiere que vivimos en una simulación como los SIMS… y la idea no suena tan loca

0
272

¿Crees que vives en la Matrix? No eres el único y probablemente no estés inexacto. Millones han crecido con juegos como The Sims y Sim City, donde tienes que crear familias o ciudades. Y los expertos creen que no es descabellado pensar que positivamente crecimos en una simulación de computadora.

Aunque para algunos será simplemente ridículo, el concepto ha atraído a muchos de los hombres más revolucionarios de nuestro tiempo como Tesla y el fundador de Space X, Elon Musk o el galardonado astrofísico Neil deGrasse Tyson.

La teoría que ha aparecido en novelas de ciencia ficción, video juegos, series y películas, es una idea efectivo. Nació de la mente del filósofo de Oxford, Nick Bostrom, quien lo propuso en un artículo en 2001, llamado “¿Vives en una simulación de computadora?”.

Él propone tres  posibilidades: los humanos o la humanidad se extinguirá antiguamente de que lleguemos a la etapa en la que podamos valer simulaciones de entrada fidelidad de nuestros ancestros, o la parentela en el futuro siquiera estará interesada en valer una simulación si alcanzaron una etapa posthumana tal vez porque lo encuentran poco ético, o vivimos en una simulación ahora mismo.

the sims

Todavía piensa que podrían ser seres de otra especie en otra parte del espacio que son maestros en valer simulaciones. En entrevista, el profesor dijo:

“Si imaginamos la ciencia y la tecnología en constante desarrollo hasta su madurez, veremos que sería posible hacer simulaciones computarizadas tan detalladas que podrían crear gente como sus antepasados y no distinguirían la realidad original”.

Encima, su artículo palabra de un concepto más radica. Podríamos ser una simulación adentro de una simulación, en el interior de otra simulación, quién sabe cuantas veces. “Podría ser viable para las civilizaciones simuladas, convertirse en posthumanos. Estas podrían tener sus propias simulaciones de ancestros en computadoras potentes que construirían en un su universo simulado”.

computadora

¿Pero qué tanta potencia necesitarían estas computadoras posthumanas? El profesor cree que “una etapa tan madura de desarrollo tecnológico podría convertir planetas enteros en computadoras”.

El profesor predice que podríamos colonizar planetas completos solo con el fin de convertirlos en cojín de computadoras enormes. Cuando el artículo salió a la luz, hace 17 abriles, ya existían investigadores que habían diseñado computadoras tan pequeñas como un terrón de azúcar y que realizara 1021 instrucciones por segundomientras que el cerebro solo puede con 1060.

matrix

Elon Musk dijo al especto este año: “Ahora un videojuego es muy realista y millones de personas lo juegan simultáneamente. Además ves a donde se dirigen las cosas con la realidad virtual y la realidad aumentada. Y si extrpolas eso al futuro con un .01% de tasa de desarrollo, eventualmente esos juegos serán difíciles de distiguir de la realidad”.

Musk todavía dijo: “hay mil millones de oportunidades en una de que no vivamos en una simulación”. Ha hablado tanto de la teoría de la simulación con su hermano, que ese tema de conversación está prohibido ya entre ellos. Una parte interesante apunta a un radio interesante: la religión.

Muchas religiones tienen creadores benevolentes, lo cual se ajusta con el argumento de la simulación. Aunque la hipótesis de la simulación no implica la existencia de tal ídolo, siquiera lo niega. Menciona que la teoría refleja el entendimiento de las personas sobre Todopoderoso.

tron

Uno de los aspectos que los que respaldan la teoría es que virtualmente todo en nuestro mundo tiene un confín o al menos es mensurable. Rich Terrile, sabio de la NASA dijo a The Guardian: “incluso las cosas que creemos son continuas como el tiempo, la energía, el espacio, el volumen tienen límites finitos. Si ese es el caso, entonces nuestro universo es computable y finito. Esas propiedades permiten que el universo sea simulado”.

De hecho ya usamos muchas simulaciones a diario, desde predicciones del clima hasta estudios científicos. Estas simulaciones ayudan a entender cómo las cosas reaccionan a ciertas circunstancias. Sin requisa, es muy difícil de probar esta teoría.

matrix

Pero hay dos equipos de científicos que están tratando de descifrar si somos una simulación. Según el New Yorker, uno de los equipos es liderado por dos multimillonarios. Otro de los equipos es de la Universidad de Washington y trata de ver si puede encontrar rasgos que se puedan atribuir a una simulación.

Pero hasta que no aparezca una ventana de diálogo que nos muestre que estamos en una supercomputadora, seguiremos en las sombras.

tron