Valdés reconoce debilidad política del gobierno: “no se puede hacer todo al mismo tiempo, fuimos muy ambiciosos”

0
111

Faltan ocho meses para que el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet llegue a su fin y ya comenzaron a surgir los balances de lo que ha sido esta compañía, como el que hizo este jueves el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien admitió que en el Ejecutor “fuimos muy ambiciosos” al intentar reunir el malestar ciudadano con el impulso simultáneo de varias reformas estructurales.

En una entrevista a Radiodifusión Zero, Valdés fue consultado sobre si para mejorar en estándares de igualdad hay que ofrendar el crecimiento, indicando que “es un dilema bien difícil en que depende cómo se hagan las cosas, pero no se puede hacer todo al mismo tiempo y hay que tener mucho cuidado con los instrumentos”.

Y acto seguido sinceró que “nosotros en el gobierno hemos hecho una autocrítica, que no es que quisimos hacer todo al mismo tiempo, pero fuimos muy ambiciosos, y si uno junta las restricciones económicas en un período no tan bueno con las restricciones políticas, es difícil hacer muchas cosas porque cada cosa cuesta políticamente y uno tiene un capital político limitado de poder convencer a otros”.

“Hay un límite también de capital humano dedicado a estas cosas, uno dice ‘escriban un proyecto de ley’, pero los proyectos de ley se demoran semanas en madurar y en discutirse”, agregó.

Finalmente sostuvo que “yo no hablaría de ambiciones desmedidas, creo que lo que pasó en este gobierno, y esto será más para reflexión futura, es que se hizo cargo de un malestar ciudadano respecto de donde estábamos”.

Sin incautación considera que “Chile sigue siendo un país que es bueno para vivir y bueno para invertir (…) es cosa de ver la inmigración”.