Vecinos en pie de guerra contra Enel: reúnen firmas para presentar una demanda colectiva contra la empresa

0
88

El vocero de Enel, Andrés González, aseguró que actualmente hay 9 mil clientes sin suministro eléctrico en la Región Metropolitana, principalmente en las comunas de Providencia, La Florida, Ñuñoa y Las Condes.

“Se ha avanzado bastante, pero la complejidad de los trabajos no nos ha permitido avanzar todo lo rápido que quisiéramos. Los 9 mil clientes corresponden al 97% del total de la afectación que alcanzó a 311 mil clientes el sábado”, sostuvo esta mañana en Tele13 Radiodifusión

Asimismo, reconoció que si perfectamente Enel cuenta con un plan de contingencia protocolizado con adelanto, “la capacidad no es suficiente cuando tenemos afectación de esta magnitud”.

Y eso está claro. Cuarenta horas a posteriori de la nevazón, anoche cerca de 46 mil hogares estaban sin suministro eléctrico. La tardanza en la reposición de la energía agotó la paciencia de los vecinos del sector oriente de la haber, quienes salieron a protestar.

En la intersección de Básico Apoquindo con Alejandro Fleming, algunas personas quemaron ramas que se habían desprendido de los árboles producto del peso de la misma cocaína.

En Ñuñoa, los vecinos salieron con cartel en mano a protestar a la arista de Juan Moya con Avenida Grecia. Lo mismo ocurrió en Avenida Gabriela de Puente Parada.

Tal como consigna hoy El Mercurio, el malestar surge de los reiterados cortes de luz que han afectado algunas zonas de Santiago producto del clima. El 16 de junio un esforzado temporal de rumbo y abundancia dejó a 246 mil hogares sin luz. Algunas familias estuvieron casi 72 horas sin servicio.

Luego, el 22 de junio, producto de lluvias de beocio intensidad, nuevamente quedaron algunos sectores de la hacienda sin luz.

El enfado de los habitantes de Santiago se canalizó este fin de semana: se organizaron con las autoridades comunales para reunir firmas y historial de los daños sufridos, y presentar demandas colectivas y reclamos delante la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), principalmente contra Enel.

Al respecto, el corregidor de Ñuñoa, Andrés Zarhi, declaró: “Aún (a las 16:30 horas de ayer) hay cientos de vecinos que no tienen luz en sus casas y que, por tanto, no pueden calefaccionarse o cocinar (…). Es inaceptable”.

El municipio de Ñuñoa recolectó ayer 300 firmas de vecinos para presentar una demanda colectiva contra Enel.

En Lo Barnechea, se recolectaron 700 rúbricas.

“Los afectados más graves son personas que necesitan máquinas (por motivos de salud), que tienen problemas de apnea, personas a las que se les ha echado a perder la comida y, lo más urgente hoy, la calefacción”, precisó Verónica Papic, directora de Seguridad del municipio.

En esa misma linde, el superior comuna de La Reina, José Manuel Palacios, anunció demandas colectivas. “Además, mañana (hoy) iré personalmente a la SEC a entregar una denuncia”, afirmó el corregidor.

El ministro de Energía, Andrés Rebolledo, se refirió esta mañana a los prolongados cortes eléctricos.

“No es posible que cada vez que tengamos este tipo de fenómenos climáticos, más aun pensando en lo que está pasando en el mundo en materia de clima, probablemente vamos a seguir enfrentándolos”, dijo en Tele13 AM.

“Hay que hacer un esfuerzo adicional ahora en el corto plazo. Creemos que hay que cambiar la ley de distribución, que es lo que regula para que esto sea más seguro”, agregó el secretario de Estado.

“La ley data de los años 80 y la realidad ha cambiado enormemente. Hoy día es posible imaginarse otro tipo de trazado. Este es un sector monopólico, regulado, las tarifas son en base a lo que se pueda convenir en el punto de vista de la regulación. Esto tiene que hacerse adecuadamente de forma que estos estándares, que son necesarios, tampoco redunden en aumento de precios a los clientes”, puntualizó la autoridad.

“Lo que cabe, y la responsabilidad de las empresas, es restituir la energía lo más rápido posible. De hecho los cargos que levantamos por el evento anterior tiene que ver con dos cosas: por cortes prolongados y en casos específicos, por el mal funcionamiento de los call center que también es un elemento fundamental”, concluyó.