Vertedero Til Til: molestia en palacio con Medio Ambiente y la Intendencia por mirar al techo

0
111

“Nos cayó encima y no debió ser así”. Esa es la explicación que internamente dan en La Moneda, no sin un dejo de molestia e incomodidad, por tener que salir a dar explicaciones –en circunstancias que no correspondía- por la osadía que adoptó el martes 25 de julio en la mañana el comité de ministros que aprobó unánimemente dar luz verde al  Centro Integral de Papeleo de Residuos Industriales (Cigri) en la comuna de Til Til.

La atrevimiento del comité de ministros desató una ola de críticas contra el gobierno a nivel de redes sociales, candidatos presidenciales, manifestaciones de los vecinos afectados y del propio munícipe de la comuna, Nelson Orellana, quien aseguró que su pueblo “va a dar la supresión en el Tribunal Ambiental, va a ir a la Corte Suprema y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Una vez conocida la resolución, el ministro de Medio Bullicio, Marcelo Mena, dijo que “este esquema se hace cargo de sus impactos ambientales, los mide, los mitiga y los compensa (…) lo que hemos pedido adicionalmente frente a la preocupación de los vecinos es que se establezca una medida adicional de mediciones de lo que tiene que ver con las emergencias, de guisa que cualquier contingencia que se pueda dar potencialmente sea abordada de guisa inmediata (…) Esto plan cumple con una norma ambiental mucho más puntilloso y es necesaria para hacernos cargo de los residuos peligrosos que generamos”.

Pero sus palabras no aplacaron ni el impacto ni la molestia desatada y se hizo necesario que un par de horas posteriormente en La Moneda se pronunciaran del tema. La ministra vocera, Paula Narváez, defendió la osadía, recordó que el comité de ministros sólo había “ratificado” una determinación previa que había tomado la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana, que el gobierno entiende que este tema “puede no dejar contentos a todos, que es delicado, que genera distintos puntos de pinta”, pero que no hay que olvidar que la audacia está “amparada en nuestra institucionalidad”.

Pero tras las primeras evaluaciones internas, en La Moneda confesaron que había molestia e incomodidad entre sus inquilinos por activo tenido que salir a dar la cara en este tema, considerando que originalmente estaba “decidido y entendido” que esa tarea estaría a cargo del Ocupación de Medio Concurrencia y de la Intendencia de la Región Metropolitana, lo que delante los luceros en palacio no sucedió. “Nunca debió llegar a La Moneda el tema”, afirmaron.

Tanto Mena como el intendente Claudio Orrego tienen en popular su militancia DC. “Siempre se pensó que el tema lo iban a absorber ambos y no fue así”, explicaron en el gobierno.

Es más, el malestar se sustenta en la sensación interna en palacio que dichas autoridades tienen la tendencia de aparecer “solo para lo bueno”, pero nunca aceptar los costos de las decisiones difíciles y complejas, para lo cual dejan que sea La Moneda la que pague por los platos rotos.

Encima de Mena, el comité de ministros está integrado por la ministra de Vigor, Carmen Castillo, sus pares de Pertenencias, Luis Felipe Céspedes, de Energía, Andrés Rebolledo, de Minería, Aurora Williams y Agricultura, Carlos Furche.