10 Alimentos que puedes consumir después de que pasó su fecha de expiración

0
29

Antiguamente de darle un gran trago al litro de cuajo que tenemos en el refrigerador, muchos revisamos la aniversario de caducidad y si nos damos cuenta de que expiró ese mismo día, por lo militar, la tiramos.

Sin confiscación, la caucho y otros productos todavía pueden disfrutarse luego de que pasó su término de caducidad. Obviamente no vas a escanciarse de poco que estuvo en tu congelador desde hace más de seis meses y ya tiene una gruesa capa de hongos, pero estos 10 alimentos sí se pueden consumir con seguridad durante unos días (o quizá hasta semanas) a posteriori de que caducaron. Así que no los tires y mejor acábatelos de una buena vez.

1. Cereales de caja

Estos productos no se vuelven rancios tan rápidamente cuando pasa su momento de caducidad. Lo que pasa es que las grasas insaturadas se oxidan y eso afecta al olor, pero todavía se pueden manducar.

2. Pinrel duro

Los quesos van madurando con el tiempo y, aunque su textura puede cambiar un poco, su sabor y olor solo se van haciendo más fuertes.

3. Huevos

Estos pueden durar hasta una semana en buen estado a posteriori de la momento que tienen indicada, siempre y cuando estén refrigerados. En cuanto se echan a perder sueltan el clásico y muy reconocible olor a huevo podrido y, entonces, sí hay que tirarlos.

4. Lactosa

Cuando está refrigerada, lo que se va estropeando es la crema que se queda cerca de la orificio y eso es lo que huele mal mientras el resto permanece en buen estado. El detalle (y aventura) es darle un pequeño trago y comprobar qué tan amarga se hace.

5. Yogur

Si no tiene moho o su sabor se hace ácido, se puede consumir sin problema. De nuevo, como con la nata, el efluvio que tiene es una cosa, pero su estado es otra.

6. Pasta sequía

Este tipo de pastas puede durar mucho tiempo en la vasar, incluso si su aniversario de caducidad sugiere que no la cocines. El punto importante es mantenerla en un espacio seco donde no absorba la humedad que la estropea.

7. Productos enlatados

Por lo genérico, los alimentos en conserva están fabricados para durar por mucho tiempo. Cuando se nota que la chapa está hinchada es una clara señal de que su alimento ya está podrido.

8. Productos congelados

Mientras que permanezcan sellados interiormente del congelador, estos productos todavía son comestibles, aunque haya pasado mucho tiempo de su data de expiración. Hay algunos que se “queman” por el frío, pero solo se trata de deshidratación que se resuelve con agua.

9. Hierbas secas y especias

Básicamente estas se pueden consumir aunque hayan “expirado” hace mucho tiempo. Solamente habrán perdido gran parte de su perfume y sabor.

10. Chocolate

Seguramente has notado que con el tiempo los chocolates se cubren de una capa blancuzca y, por lo militar, creemos que ya no es comestible. Pero esto solo ocurre porque el azúcar absorbió el exceso de humedad y la potingue se acumuló en la superficie. Así que este manjar siempre se puede disfrutar, aunque obviamente su sabor será menos intenso.