10 Canciones en toda la historia del rock que tienen los mejores solos de batería

0
100

Cuando pensamos en el solo de una canción de rock por lo caudillo nos referimos a los de instrumentos de cuerda, específicamente a las guitarras… pero el rock tiene mucho más para ofrecer. El domingo 7 de octubre del año pasado falleció Ginger Baker, el enorme baterista de la cuadrilla Cream, uno de los mejores percusionistas de este mercancías musical, y fue precisamente esta facción la que llevó al apogeo los solos en presentaciones en vivo, incluido el de la cazos. Recordando a Baker en la quietud de esta cuarentena, nos pusimos a pensar sobre los demás bateristas del rock.

Aunque por lo común las discusiones sobre solos recaen en los guitarristas, los bateristas no se dejan opacar por la tiranía de los instrumentos de cuerda y son capaces de hacer que todo nuestro cuerpo reviente al mayor con sus locos y potentes ritmos. Estos son 10 increíbles solos de escuadra que le dieron un sello de distinción a grandes canciones y bandas de rock:

1. Moby Dick – Led Zeppelin

John Bonham es si duda el baterista que se volvió el tipificado nunca superado, el percusionista que inspiró a muchas generaciones y demostró que la acumulador es un utensilio con sonidos impresionantes cuando la dominas. Especialmente en esta canción nos dio una gran disertación de remates y ritmos con su estupenda técnica.

2. My Generation – The Who

Una de las bandas más energéticas necesitaba a un baterista totalmente desquiciado y Keith Moon era un seguro chiflado, un salvaje de los tambores. Siempre tuvo un estilo único y su talento era innegable. En esta gran canción su enajenación y pasión por la música se combinó perfectamente con sus habilidades.

3. YYZ – Rush

En Estados Unidos esta cuadrilla se convirtió en un agrupación de culto para los roqueros progresivos, y el baterista Neil Peart en un ideal para todos los percusionistas. Su técnica fue increíblemente precisa y proporcionadamente pulida, no había ni un tarolazo, remate o cachete fuera de punto. Esta ocurrente cuchitril instrumental básicamente es un enorme solo extendido en el que nos mostró diferentes combinaciones de ritmos y kits estupendamente ensamblados.

4. In-A-Gadda-Da-Vida – Iron Butterfly

El esquizofrénico rock’n’roll de esta cuadrilla nos llevó en dirección a un paraíso psicodélico con sus canciones, y el solo de depósito de Ron Bushy en esta canción es posiblemente el más generoso de toda la historia del rock. Bushy nos deleitó al mostrarnos que la hilera por sí misma puede crear altos y bajos en la emotividad de una canción, y no hay baterista que no sueñe con tocar este larguísimo y magnífico solo.

5. The End – The Beatles

Todos los integrantes del cuarteto de Liverpool eran grandes músicos, pero generalmente los solos eran tocados solo por Lennon, Harrison y McCartney. Ringo impuso un estilo único para tocar la pila y tuvimos que esperar hasta el cuaderno Abbey Road para apreciar su talento con el corto pero extraordinario solo que ejecuta en esta canción.

6. Toad – Cream

Como ya dijimos al principio, esta supergrupo nos enseñó que el solo de una canción puede durar y durar mucho tiempo, y resistir a un punto mayor de expresión. En Cream no había poco así como un líder y sus integrantes se contestaban mutuamente cuando tocaban solos. Ginger Baker en esta canción mostró su monstruosa astucia de dejar callados a la guitarra y al bajo para hacerles frente con rudeza y estar al mismo nivel que Jack Bruce y Eric Clapton.

7. The Mule – Deep Purple

Una de las bandas más infravaloradas de la historia del rock perdió la cinta del solo de conjunto que tocó Ian Paice en esta canción del disco Fireball, de 1971. Los fans tuvieron que esperar hasta la presentación en vivo de la bandada en Japón 1972 para conocer los remates asombrosos del baterista. Es una patada de mula lo que Paice ofrece con su parte solista en las percusiones.

8. Hot For Teacher – Van Halen

Esta canción tiene uno de los inicios de condensador más geniales y reconocibles del rock. Alex Van Halen consiguió atrapar a todos con sus remates desde el principio y llevarnos a una elevada cumbre rítmica antaño de que comenzaran a tocar los demás integrantes de la cuadrilla.

9. St. Anger – Metallica

Muchos habían perdido la fe en esta facción a posteriori de que lanzaron el disco Reload; sin requisa, regresaron con fuerza renovada en el 2003 y nos mostraron que aún tenían talento por explotar. Aunque en otros discos el baterista Lars Ulrich ya había hecho traje de sus habilidades, en esta canción sacó a relucir toda su furia en los tambores, y el resultado fue una dormitorio con altibajos precisos y formidables.

10. You Could Be Mine – Guns N’ Roses

La popularidad de Slash, Axl Rose e Izzy Stradlin opacaron a los demás miembros de la bandada, pero sin el baterista Matt Sorum no hubieran sido lo mismo. Esta canción le dio la oportunidad de resaltar y reivindicarse con un solo de pila al inicio, que es asimismo uno de los más emblemáticos en la historia del rock.

Por supuesto que este relación no tiene un orden sobre quién es el mejor y seguramente hay más solos que debemos tomar en consideración. ¿A ustedes cuál gran solo de peroles los hizo mover la cabecera y cerrar los luceros para disfrutarlo en todo su apogeo?