10 Celebridades cuyos lujos y obsesiones los dejaron en bancarrota

0
143

Cuando la Señora Fortuna nos sonríe debemos utilizar la oportunidad, pero asimismo necesitamos ser cuidadosos en cómo gastamos, porque de lo contrario podríamos vernos de pronto sin un centavo en la bolsa.

Estos 10 artistas, deportistas y empresarios tenían grandes riquezas en fondos y efectivo, pero se dejaron tolerar por su entusiasmo (léase obsesiones) e invirtieron mal su parné, o simplemente lo despilfarraron. Gozaban de auge y fortuna, pero a posteriori de darle antojo a sus excentricidades solo la triunfo les quedó.

1. John Travolta

Obsesionado por convertirse en piloto, el actor rechazó varios papeles en la lapso de los ochentas para estudiar aviación. Al terminar su preparación quiso retornar a la gala pero ya no le hacían tantas ofertas de trabajo, y su finanzas fue la que sufrió las consecuencias de sus sueños de explotar.

2. Charlie Sheen

Era un ávido coleccionista de estampillas de béisbol. Cuando perdió su casa por no poder satisfacer la hipoteca al faja, aún conservaba una sello de Babe Ruth valuada en cuatro millones de dólares. Antaño se quedó sin un techo en su persona que perder su riquezas.

3. Michael Jackson

El Rey del Pop gastaba en torno a de 240,000 cada mes para el mantenimiento de su excéntrico rancho Neverland. Cuando falleció tenía una deuda de 400 millones de dólares.

4. MC Hammer

El rapero tenía una robusto obsesión por los caballos. Tenía 19 ejemplares pura mortandad y el más rebajado de ellos costaba dos millones de dólares. En estos equinos gastó mucho pasta, pero incluso fue arruinado por darles empleos extraños e inútiles a sus amigos para mantenerlos. Su gran éxito musical no logró seguir la marcha de sus gastos.

5. Johnny Depp

Así como su alcohólico personaje de la película The Libertine (2014), este actor sufre de un esforzado problema con la bebida y, según su exrepresentante, gastaba unos 30,000 dólares mensuales en caldo y licores.

6. Muhammad Alí

Cuando se convirtió en una epígrafe del pugilato, Alí no permitió que su comunidad pasara “penas económicas” y se obsesionó por darles una vida holgada. Pero eso se tradujo en remunerar todo: comida, colegiaturas, deudas e hipotecas a sus parientes. Esto fue mermando su faltriquera hasta ponerlo en aprietos.

7. Henry Ford

El patrón era un perfeccionista y su primer compañía quebró porque él retrasaba la producción de autos por querer siempre mejorar sus diseños.

8. Curly Howard

El actor que se hizo renombrado por ser parte de Los Tres Chiflados era un aficionado de los perros, pero su aprecio era más correctamente una obsesión que lo llevó a la bancarrota. Él rescataba a cientos de animales callejeros, los alimentaba y enviaba al veterinario. Las ejecución médicas de sus animales le causaron problemas económicos.

9. Curt Schilling

Cuando este beisbolista se retiró del mundo deportivo invirtió todo su efectivo, y hasta obtuvo un préstamo de 75 millones de dólares, para la creación de una compañía de videojuegos. La empresa hizo solo un título y fracasó, dejando al exjugador con una enorme deuda.

10. Derrick Coleman

Fue otro deportista arruinado por su rara obsesión. A él le fascinaban los relojes de la prestigiosa marca Rolex y se negaba a traicionar alguno de los ejemplares de su colección de 40 piezas, incluso cuando ya estaba en la bancarrota.