10 Claves detrás del éxito de Keanu Reeves, el hombre más modesto de Hollywood

0
96

Ya era un fenómeno protagonista de películas en Hollywood en las décadas de los ochenta y noventa, pero ¿cómo fue que Keanu Reeves pasó de ser una destino a la carnación de una divinidad en la Tierra?

Se sabe que no ha tenido una vida acomodaticio: su padre era traficante de heroína y lo maltrataba, su amigo River Phoenix (hermano de Joaquin Phoenix) se sumió en las drogas y se suicidó, su hermana padece leucemia, su hija murió antiguamente de manar y su esposa falleció en un percance de autos. A Keanu le ha llovido sobre mojado.

Aun así, se las arregló para seguir trabajando en la pantalla magnate y, poco a poco, su carrera fue despegando. Ahora es una de las personas más admiradas en todo el mundo, es casi un santo, y a pesar de su gran éxito, él sabe abastecer los pies en la tierra. Su desprendimiento y humildad lo distinguen, pero asimismo su sensatez.

¿Qué llevó a Keanu Reeves a ser el varonil alfa entre los alfas y sujeto más agradable en el planeta? Estas son las cosas que lo sitúan en la cima del éxito y la humildad, y que son grandes lecciones para todos nosotros.

1. El hacienda no es lo importante

Reeves entiende a la perfección que cuando haces cosas para tener más patrimonio, te vuelves un sometido de él. La fortuna económica debe servir tanto a nuestros objetivos como sueños y Keanu sabe que el pasta es solo un medio, nunca un fin.

Él ha estado dispuesto a renunciar a importantes sumas de patrimonio con tal de que los proyectos cinematográficos tengan lo necesario para triunfar. Cuando filmó El abogado del diablo pidió una reducción de dos millones de dólares en su salario para que el presupuesto pudiera alcanzar a contratar al actor Al Pacino y en Los suplentes renunció al 90 por ciento de su salario para que contrataran a Gene Hackman.

2. Enfocarse en el trabajo

El director de Constantine, Francis Lawrence, comentó que al trabajar con Reeves se dio cuenta de que cuando este está actuando no permite que ausencia lo distraiga, es dedicado y trata de perseverar su concentración al mayor.

3. Compromiso

¿Tiene que ilustrarse una nueva tiento para interpretar a un personaje? A él no le importa si tiene que acontecer más de un año entrenando para dominar nuevos movimientos o cambiar de apariencia drásticamente. Para Keanu no existen imposibles y por eso se compromete con lo que hace.

4. Sé dadivoso y no lo presumas

El actor ha sido el bienhechor de diferentes clínicas, hospitales y fundaciones de ayuda, pero hace sus aportaciones con la longevo discreción para que las personas puedan explotar al mayor sus obsequios sin que tenga que dar entrevistas o explicaciones cada vez que lo hace. Reeves ofrece su ayuda sin esperar ninguna remuneración.

5. Evitar los escándalos

A muchos famosos les queda acertadamente el papel de actores polémicos, sin secuestro, Keanu prefiere abastecer un perfil bajo, disponible de provocaciones y chismes. Sabe que la privacidad es poco muy valioso, especialmente si eres la persona más querida y reconocida en el mundo.

6. Las tragedias no te definen

Él sabe mejor que nadie que la vida está llena de tragos muy amargos, pero el dolor no puede más que el deseo de superarse. Cada revés del destino, cada fracaso y desgracia son obstáculos a vencer.

7. Practica la bondad

Así como él ha pasado por momentos muy duros, siempre tiene consideración con el resto de las personas, pues tal vez hayan pasado por cosas peores. Quienes han trabajado con Keanu dicen que es un tipo bondadoso y simpático que construye buenas relaciones con su cordialidad. Incluso se sabe que invita a manducar a las personas con los salarios más bajos en las producciones cinematográficas.

8. El trabajo es importante

No se trata de cobrar un enorme sueldo, obtener premios y reconocimientos artísticos o volverse popular, para Keanu su trabajo es una forma de convertirse en una mejor persona y contribuir con poco al mundo.

9. Tomar las cosas con humor

Es muy acomodaticio despellejar a los famosos por cualquier cosa o crear rumores a partir de detalles totalmente absurdos. Sin requisa, mientras hay quienes tratan de defender su reputación a capa y espada, él toma con humor los rumores y sabe disiparlos de forma ingeniosa.

Un ejemplo de ello es cuando le preguntaron por el rumor de que él y el productor de teatro David Geffen se habían casado. Keanu respondió con humor: “Durante un tiempo la gente decía que David y yo nos habíamos casado. Eso me dejó pasmado. No porque pensaran que era gay sino porque pensaban que podía conseguir a un tipo como David”.

10. Los pies en la tierra

Puede tener una fortuna de millones de dólares, el inspección del conocido y los expertos en cine, pero mínimo de eso le impide disfrutar las cosas sencillas de la vida y asimilar a existir sin tantos lujos.

Aunque sí tiene una colección fantástica de motocicletas, a Keanu no le molesta usar el transporte conocido y hasta cede su asiento a las personas. No hay duda de que el gran Keanu Reeves es la destino más humilde en el firmamento.