10 Curiosidades sobre ir al baño en la antiguedad que te harán querer a tu inodoro más que nunca

0
66

Hoy tenemos casi asegurado hacer nuestras deyección de una forma limpia y sin temor a que esto se convierta en un problema. Casi siempre.

Pero, ¿Qué pasaría si lo comparamos con la desarrollo de este correctamente flagrante? Qué pasaría si te decimos que antiguamente existían trabajos para remover los desechos de una guisa muy directa. Con esto en mente es que te compartimos la sucesivo nota que te enlista 10 datos curiosos sobre el práctica de ir al baño directamente desde el pasado

 

1. En Pompeya todos los desechos iban a un pozo popular

Arqueólogos ha incompatible restos de al menos quince servicios ubicados en los pisos superiores de las casas romanas de esta ciudad.  El sistema de alcantarillado solo servía para transigir agua, por lo que los desechos iban directamente a un pozo irritado.

 

2. En el Islam, es reglamento que todos hagan sus deyección sentados, incluso orinar para los hombres.

Cada vez hay más países en el mundo que tratan de extender este costumbre entre los hombres que prosperidad la higiene y la igualdad.

Los países árabes lo han preciso desde hace mucho, pues es pecaminoso que un hombre haga pis de pie. Así lo dictaminan el Corán y las conocimiento de Mahoma.

 

3. Existió un utensilio inspirado en el retrete.

Este invento es obra del compositor y humorista Fritz Spiegl. Es una mezcla de tuba, arpa y retrete. Fue construido para estilarse en conciertos de la Existente Banda Filarmónica de Liverpool.

 

4. Durante la época de la revolución industrial, se hacían filas para usar un baño comunitario.

En los siglos XVIII y XIX, miles de familias se mudaron a las grandes ciudades desde sus pueblos de origen. No todas las casas tenían aseo, lo que provocaba colas en aquellas que sí contaban con un retrete exógeno.

 

5. Era popular para los nobles perder la vida en  los baños.

Wikipedia tiene una nómina con casos históricos confirmados sobre nobles que fueron al excusado y no volvieron. Por mencionarte algunos: El Duque Jing de Jin, el caso más antiguo registrado (581 a.C.), que se cayó por el inodoro; Arius, en el año 336, que sufrió problemas intestinales explosivos; y el Rey Edmund II de Inglaterra, en el año 1016, que acabó siendo atravesado por un objeto punzante a posteriori de que cierto se escondiera adentro de la letrina en la que él estaba haciendo sus cosillas.

 

6. En la época medieval, nadie se lavaba las manos tras ir al baño. Al manducar, siquiera usaban cubiertos, todos usaban sus manos.

Actualmente con la pandemia parece impensable no lavarse las manos, pero nunca digas nunca.

Los baños estaban ubicados fuera de la casa o muy allá del comedor, una situación que claramente no favorecía su uso. Por si no fuera suficiente, en la época medieval se comía con las manos… Si te fijas en Deporte de Tronos, serie inspirada en la época, ileso por el luminosidad de excentricidad, los personajes siempre aparecen bebiendo. Una copa luce más elegante que unas manos sucias.

 

7. Para los romanos, era regular ir al baño y conversar con otro gran camarilla de personas al hacerlo.

El concepto ‘privacidad’ es relativamente flamante, especialmente en estos asuntos. En Roma era popular que sus habitantes mantuvieran conversaciones en el baño e incluso se llegaba a acuerdos importantes. La orina tenía un valencia particular, tanto que hasta tenía un impuesto.

 

8. Para las mujeres era popular hacer sus deyección en una vasija y a posteriori tirarlas por la ventana.

En el medievo, las mujeres tenía un sistema propio para sus evacuación. Usaban unos recipientes para reunir los restos y luego simplemente los tiraban por la ventana. Tirar excrementos a la calle fue una ejercicio muy habitual durante mucho tiempo. Imagínate el hedor y lo insalubre que era todo.

 

9. Las personas se limpiaban tras defecar con heno o hierbas. Encima de que adornaban con flores para disfrazar el mal olor.

Las primeras letrinas aparecieron en los castillos, el único lado del medievo en el que uno podía encontrar un poco de comodidad para estos temas. Se trataba de cuartos apartados y nunca más grandes de lo absolutamente necesario.

 

10. Existió un trabajo de higiene de letrinas para los nobles. El cual era por demás desagradable.

Estamos acostumbrados a que las tuberías vayan por adentro de la tabique, antiguamente no era así y adicionalmente había que estafar el foso donde terminaban. Sin duda uno de los peores trabajos que han existido.

¿Cuál cifra te sorprendió más? ¡Déjanoslo entender en los comentarios! No te olvides de compartir esta nota con tus amigos para que sepan cómo era ir al baño en la antiguedad.

La entrada 10 Curiosidades sobre ir al baño en la antiguedad que te harán querer a tu inodoro más que nunca se publicó primero en Porque no se me ocurrio.