10 Famosos que han comprado las cosas más caras, excéntricas y sobre todo innecesarias

0
146

Proporcionadamente dicen que cuando hay billete uno se puede dar los lujos que uno quiera, aunque esos caprichos sean tan caros como inútiles. Nadie nos puede asegurar cómo desgastar nuestro moneda, pero hay un techo de lo ridículo que estas celebridades cruzaron.

Por puro estética y “pudencia”, estos 10 famosos de talla internacional no escatimaron los billetes que gastaron en sus excéntricas compras de objetos raros, muy costosos y francamente absurdos. Son cosas que nadie hubiera pensado que tuvieran un suspensión precio, hasta que las estrellas lo pagaron como si ausencia.

1. Elon Musk compró el Lotus de James Bond

El talento dueño de la compañía Tesla es un gran fan del Agente 007, y le compró a una pareja el automóvil Lotus que apareció en la cinta El agente que me amó (1977). A la pareja le había costado solamente 100 dólares, y Musk les pagó un millón de dólares por tenerlo. En este transporte se inspiró para el diseño de su Cybertruck.

2. Rupert Grint y su aprecio por los helados

Al parecer el actor tenía el sueño frustrado de tener un camión de helados e invirtió miles de dólares en comprarse uno, para deambular por las calles vendiendo helados. Luego de una semana lo vendió porque se sintió “raro” al traicionar helados a los niños. ¿Se imaginan comprarle una cocaína a Ron Weasley?

3. No le pongas excusas a Desahwn Stevenson

El deportista de baloncesto tal vez se hartó de ser el único que cooperaba en las fiestas que hacía en su casa, así que compró e instaló un cajero involuntario en su cocina, mismo que rellena con 20,000 dólares antaño de cada reunión. Así nadie tiene excusa para no echar billetes en la gorro de la “cooperacha”.

4. Liam Payne y su pasión por Harry Potter

El cómico que forma parte de la agrupación One Direction decidió que el Ford Anglia 105E que aparece en la cinta Harry Potter y la Cámara Secreta (2002) debía ser suyo. Pagó decenas de miles de dólares para convertirlo en una ornamento de su vergel.

5. Shaquille O’Neal adora apostar Angry Birds

La destino de la NBA se volvió adepto a este solaz en el 2014, pero era tan malo que gastaba aproximadamente de 1,000 dólares por semana en trucos y mejoras para su encaje.

6. Una chaqueta del Rey del Pop para North Kardashian

Kim Kardashian le compró a su hija la chaqueta que usó Michael Jackson en un cumpleaños de Elizabeth Taylor. La alteraron para que le quedara a la pequeña North y en ella gastaron 65,000 dólares.

7. Justin y su collar de diamantes

Bieber gastó 25,000 dólares en la confección de un collar que tiene la figura del pequeño Stewie Griffin de Padre de Grupo, hecho de orfebrería fina.

8. Manson y su fascinación por Hannibal

El vocalista excéntrico pagó una enorme suma (hasta ahora desconocida pero sí muy ingreso) por obtener la equipo y partes de cuerpo falsas usadas en la filmación de la serie Hannibal.

9. Amanda Seyfried  y su heroína

Hablando de compras y gastos tétricos, la actriz Amanda compró un heroína muerto y pagó para que fuera disecado. Ahora este equino “decora” la sala de su casa.

10. Un terrenito para la hija de Tyrese Gibson

El actor que saltó a la triunfo por su décimo en la dinastía de Rápidos y Furiosos no se anda con pequeñeces, y en una entrevista reveló que le había comprado a su hija Shayla, de ocho abriles de época, una isla completa. No dijo donde está ni cuanto le costó, pero seguramente vale mucho más que los terrenos de los abuelos de todos nosotros juntos.