10 Inventos que parecen absurdos, pero que convirtieron en millonarios a sus creadores

0
54

Cada día surgen cientos de ideas de negocios, pero solamente algunas logran concretarse y alcanzar el éxito. La efectividad es que en esto no hay una fórmula mágica, pues algunas ideas que parecían brillantes no lograron impactar en el notorio y, por otra parte, poco que parecía una tontería generó ventas millonarias para sus creadores, como los 10 sorprendentes casos que verás a continuación.

1. La aplicación de flatulencias

En la Navidad del 2008, la iFart fue la aplicación más vendida. Esta consistía en una serie de flatulencias precargadas, con algunos nombres divertidos. Encima, podías fijar las tuyas y compartirlas. Durante varios meses, su creador Joel Comm ganó 10 000 dólares diarios por su extraña creación, hasta que surgió una gran cantidad de imitaciones y el sabido se cansó de ellas.

2. Cartas desde el Polo Meta

Escribirle cartas a Santa Claus es una tradición, pero a la empresa Santamail se le ocurrió registrar una dirección postal en el Polo Finalidad, así que por 10 dólares puedes cobrar una carta personalizada directamente desde ese hondo oportunidad donde vive Santa. En diez abriles han vendido más de 500 000 cartas, obteniendo grandes ganancias.

3. Traicionar estrellas

Aunque la parentela sabe que no es posible ni traicionar ni comprar una fortuna, a través de internet hay infinidad de sitios que “las venden”. Lo más extraño es que muchas personas pagan hasta 100 dólares por un certificado que los acredita como “dueños simbólicos” de una fortuna.

4. El dueño de la reflejo

En las leyes emitidas por la ONU se explica que ningún país puede poseer la reflejo, pero Dennis Hope aprovechó que no decía carencia de una sola persona, así que envió una carta a la ONU para proclamarse propietario del adiátere y al no contestarle, pensó que estaba de acuerdo. Desde entonces ha “vendido” más de 2500 millones de kilómetros, a un módico precio de 19.95 dólares por cada 4000 metros.

5. Papas con mensajes

Cuando Alex Craig le platicó a su novia que iniciaría un negocio en el que vendería papas con mensajes escritos a mano, le dijo que no vendería ni una. Desde 2015 anhelo unos 10 000 dólares mensuales enviando sus papas.

6. Una piedra como mascota

En los 70, Gary Dahl bebía con sus amigos, quienes hablaban de lo difícil que es a veces tener una mascota, así que se le ocurrió poco: tener a una piedra como mascota. Dos de sus amigos decidieron volver en este negocio y ofrecieron piedras de una playa mexicana, con su cajita, certificado y hasta una “correa” para pasearla, a 3.95 dólares cada una. A posteriori de seis meses, Gary ya era millonario por esta idea.

7. ¿Quién pagó un dólar?

Johan McCubbin abrió una página en la que simplemente había una indicación: “Paga un dólar para ver cuánta gente ha pagado un dólar”. Por irracional que parezca, millones pagaron ese dólar solo por su curiosidad de retener cuántos más lo habían hecho.

8. El hueso de los deseos

En la cena de Día de Gracias o de Navidad es una tradición tomar un hueso para pedir un deseo, pero el problema es que solo hay uno, así que Ken Ahroni creó huesos de los deseos de plástico. Comenzó en 2004 y ahora les vende su producto a cerca de 1000 supermercados en 40 estados, con lo que se ha convertido en millonario.

9. Pepón cuadrada

Para que se acomoden mejor en el refrigerador, productores de sandías crearon estas que son cuadradas y tuvieron tanto éxito en Japón, donde surgieron, como en otros países del mundo, que se llegan a avalar hasta 800 dólares por una sola pepón. Un negocio claro… Perdón, cuadrado.

10. Doggles

Mientras Roni y Ken Di Lullo jugaban con su perro Midknight se dieron cuenta de que no podía atrapar fácilmente su frisbee porque lo deslumbraba la luz del sol, así que crearon unos goggles para él y los llamaron doggles. Cuando las personas vieron a su perrito, de inmediato quisieron unos. Ahora ganan más de 3 millones de dólares.