12 Extrañas costumbres y manías que tenían los artistas más grandes de la historia

0
35

El actor como figura moderna tiene sus propios mitos. Por ejemplo, que la gracia va acompañada de algunas costumbres excéntricas o que este es un chiflado que puede manejar las riendas de su demencia. Las biografías de algunos artistas que han pasado a la historia nos cuentan algunas de sus prácticas y aficiones más extravagantes y refuerzan esta idea en el imaginario popular.

Aunque no son totalmente locuras, estas anécdotas sí nos hablan de cómo los grandes pintores, músicos o literatos afrontaban su calado creativa. Ya sea con pequeñas conjeturas o rituales, los grandes pensadores tenían por amuletos ciertas dinámicas que les permitían sentirse seguros a la hora de crear grandes obras maestras. A continuación te presentamos 12 artistas que tenían hábitos un poco fuera de lo popular que quizá te inspiren o con los que tal vez te identifiques.

1. Leonardo da Vinci

En su mocedad, Leonardo da Vinci dormía siestas de 20 minutos cada cuatro horas, lo que le permitía trabajar de tenebrosidad, pues se desvelaba haciendo disecciones y estudiando cuerpo. Este modo de sueño es conocido como polifásico, pero se cree que este fue el antecedente del infarto cerebral que sufrió en su vejez, que le dejó dañado su valedor derecho y que eventualmente fue la causa de su asesinato a los 67 abriles.

2. Salvador Dalí

Dalí fue un pintor surrealista extravagante, pero aún llevaba con él características del actor romántico, pues tenía una musa: Ropaje, con quien se casó y a la que le compró el castillo godo del siglo XI de Púbol. En este empleo, su compañera podía trabajar a solas y recibía a sus amantes, pues habían determinado una relación abierta en el plano sexual, por lo que Dalí solo podía hallarse con Bizarría si esta recibía una petición escrita, muy al estilo del inclinación cortés.

3. Arrogante Tolstói

Tolstói es uno de los pesos pesados de la humanidades universal con su monumental obra Conflicto y Paz. A pesar de acaecer ostentado el título señorial de conde, renunció a sus privilegios y se convirtió en un esforzado crítico del estado monárquico, llegando incluso a formular ideas de un tinte anarquista. Encima, se convirtió al vegetarianismo como parte de un plan de vida que buscaba la sobriedad y la coherencia honrado.

4. Miguel Hechizo Buonarroti

Este enorme pintor y grabador renacentista, autor de El David, tenía una higiene personal poco cuidadosa, pues dormía con la ropa y los zapatos puestos. No le gustaba bañarse, al porción de considerar la ducha como un peligro para la salubridad. Al final, parece ser que de poco le sirvieron sus hábitos, pues vivió hasta los 89 abriles.

5. Honoré de Balzac

El novelista francés que escribió La comedia humana era un barragana, o más aceptablemente, un adepto al café, pues aseguró que su prolífica producción literaria se debía a su exagerado consumo de este cereal. Encima, se cuenta que tomaba 50 tazas de café al día.

6. Frida Kahlo

La pintora Frida Kahlo era una gran adorador de los animales y en su casa tenía desde perros, changos, gallinas hasta gorriones. Encima, llegó a tener como mascota un ciervo al que le puso el nombre de “Granizo” y un listo a la que bautizó como “Gertrudis”.

7. Virginia Woolf

La gran escritora inglesa que dejó novelas como Las Olas o Al faro creía que solo podía escribir de buena forma si se encontraba parada, por lo que siempre buscaba escritorios o mesas altas donde le era posible escribir de pie.

8. Ludwig van Beethoven

El compositor germánico era un hombre temperamental que gustaba de una bebida matutina fuertemente cargada con 60 granos justos de café. Adicionalmente, para refrescar sus dotes creativas solía echarse agua helada en la cabecera.

9. Georgia O’Keeffe

La pintora de Wisconsin necesitaba del total silencio para elaborar sus obras, por lo que su automóvil era el motivo consumado para trabajar. El Ford Maniquí A con el que recorría las carreteras pintando los paisajes de Estados Unidos estaba adaptado para que el asiento exterior pudiera quitarse con facilidad y así convertirse en un miniestudio.

10. Pablo Picasso

Pablo Picasso fue un pintor apasionado que renegó de su formación clásica para abrazar el arte primitivo y difundir su propio estilo, el cubismo. El pintor asimismo era un hombre de armas tomar que cargaba con un revólver a donde quiera que fuera. ¿Sabías que corre el rumor de que llegó a utilizarlo en varias ocasiones?

11. Stanley Kubrick

El director de 2001: Odisea del espacio y La naranja mecánica era un hombre conocido por su mal carácter y su manía de perfección, pero todavía fue un enamorado de los animales y llegó a tener 16 gatos, cuatro burros y siete perros en su casa.

12. Erik Satie

El compositor francés llevaba horarios muy estrictos y precisos para tomar y adormecerse. Se levantaba a las 7:18 a.m., comía a las 12:11 p.m., cenaba a las 7:16 p.m. y dormía encajado a las 10: 37 p.m. Adicionalmente, llegó a tener una colección de más de 100 paraguas.