13 Cosas que nuestros ancestros hacían y hoy sería muy raro; algunas ya son ilegales

0
100

Existen muchas costumbres, la mayoría son peculiares de cada región del mundo, mismas que han sido heredadas por nuestros ancestros y que gracias a la transformación de la sociedad, muchas de ellas ya no se siguen practicando en la ahora.

El cazar brujas o hacer sacrificios humanos para estimar dioses, son actividades que dejaron de hacerse cuando el hombre alcanzó la existencia del razonamiento íntegro, pero así como esas prácticas había algunas otras que tal vez no sabías que se realizaban y que aunque no son igual de sanguinarias, resultan ser igual de descabelladas. Mira de qué hablamos con estas 13 cosas raras que hacían antiguamente nuestros ancestros:

1. Dividir las horas de sueño en dos partes

Mr. Bean

Durante la época medieval, la clan acostumbraba a descansar dos veces por la indeterminación. La primera era cuando el sol se ponía. Luego, en torno a de la medianoche, se despertaban y rezaban, leían o pasaban un tiempo en silencio con la grupo durante un par de horas antaño de retornar a adormecerse hasta el amanecer.

2. Despertadores personales

Despertador

Existían personas que cuyo empleo consistía en despertar a otras personas que tenían que ir a trabajar. Lo hacían golpeando las ventanas de la gentío con palos o disparaban contra las ventanas con tiras de guisantes. La profesión duró desde mediados del siglo XVIII hasta la decenio de 1950, en algunos lugares.

3. Niños con vestidos

Niño vestido

Conveniente al parada costo y el trabajo de hacer la ropa, era costumbre para los más jóvenes de cuatro abriles usar vestidos. De esta guisa, el caprichoso podría crecer en el vestido sin la aprieto de ropa nueva. La praxis duró desde el siglo XVI hasta aproximadamente 1920.

4. Chopines

Chopin

Estos zapatos de plataforma de 20 pulgadas se usaron no sólo como una información de moda, sino que igualmente evitó que el usufructuario se ensuciara la ropa con lodo.

5. Flebotomía para todo tipo de enfermedades

Flebotomia

La flebotomía consiste en hacer una incisión en una vena para desocupar una cierta cantidad de raza, y a pesar de que hace más daño que correctamente, esta técnica se usó para tratar casi todas las dolencias hasta el siglo XX.

6. Mala higiene

Nasty

En la época medieval, el agua era pinta como peligrosa y llena de enfermedades por lo que se evitó lo más posible. Los piojos por otra parte, eran considerados perlas de los Dioses.

La reina Isabel I de Castilla estaba orgullosa de su desidia de aseo. Ella afirmó acontecer lavado su rizo dos veces en toda su vida: una vez que nació, y otra vez ajustado antaño de su boda.

7. Posando para fotos con los muertos

Posando

Para conmemorar la pérdida de un ser querido, los miembros de la clan vestían a los difuntos para encontrarse tan vivos como fuera posible, ponerlos en posiciones cómodas, y posar con ellos para una foto.

8. Productos de belleza radioactivos

Belleza

A principios del siglo XX, los cosméticos de belleza, los alimentos y las bebidas, se enriquecían con el radiodifusión y el torio. Esos nombres sonaban tan afortunados que vendedores tónicos podían hacer una fortuna vendiendo los productos venenosos.

9. La heroína como remedio contra la tos

Heroína

Hace 100 abriles, la heroína se vendía como una alternativa más segura y más suave a la soporífero, y se vendía en las tiendas como medicina contra la tos. A menudo se le prescribía a los niños.

Los productos no fueron prohibidos hasta 1924, cuando se descubrió que la heroína se convierte en hipnótico una vez en el hígado. Los alemanes sin incautación la utilizaron hasta 1974.

11. Carruajes para meterse a la playa

Carruajes

Carruajes

Para evitar que la muchedumbre fuera presencia al nadar en la playa, la concurrencia se juntaba en mini cabañas sobre ruedas, que eran tiradas por caballos a través del agua, asó hombres y mujers no se veían.

13. Limpiarse el trasero con rocas

Piedra

Antaño de la invención del papel higiénico, nuestros antepasados ​​usaban todo tipo de cosas para limpiarse el trasero, desde hojas y palos hasta agua y sus propias manos. Pero los antiguos griegos preferían las rocas lisas o fragmentos de cerámica.