15 Canciones que tú amas, pero sus intérpretes las odiaron; nunca volvieron a tocarlas

0
188
loading...
loading...

Hay canciones que son como un himno para una vivientes, piezas musicales tan populares que todos las conocemos y somos capaces de cantarlas, aunque no sepamos lo que dicen. Estas canciones son amadas por personas en todo el mundo… fuera de por sus creadores, quienes de tanto tocarlas terminaron por odiarlas.

Por eso a continuación te presentamos 15 cantantes que terminaron odiando sus melodías a tal jerarquía que ya no las tocan en conciertos, por más que los fanáticos las pidan.

1. Slash detesta Sympathy for the devil, traducción con Guns N’ Roses

Es una interpretación de la canción de los Rolling Stones que grabaron para el soundtrack de Entrevista con el explotador y, según Slash, la canción suena “a un grupo a punto de separarse”.

2. U2 detesta su disco electrónico POP

Fue valiente en 1997, en pleno expansión de la música electrónica, sin incautación, tuvieron que acabarlo a marchas forzadas porque tenía que subsistir astuto antiguamente de la tournée. Todos los integrantes del especie opinan que con dos meses más de trabajo hubiera sido una obra maestra.

3. Radiohead prohibió Creep en sus conciertos

De tanto tocarla, terminaron por detestarla. El mismo Thom Yorke se refiere a ella como “una porquería”.

4. R.E.M. detesta Shiny happy people

A pesar de ser uno de sus mayores éxitos, el clan piensa que es “una canción aburrida hecha por un grupo aburrido”.

5. Smells like teen spirit avergonzaba a Kurt Cobain

Antiguamente de expirar Kurt se negaba a tocar esta canción en presentaciones y programas de televisión. Para él era un homenaje a Pixies, pero tras ver el resultado le daba vergüenza haberla compuesto.

6. Ozzy Osbourne detesta su disco con Black Sabbath, Never Say Die

El octavo disco de la facción asimismo marcó el postrer de Ozzy anejo a ellos. Había muchas diferencias ideológicas, por ejemplo, el clase quería incluir una cuadrilla de jazz y Ozzy no estuvo de acuerdo. Tras lanzarlo en 1978, Ozzy fue despedido como vocalista de Black Sabbath.

7. For Those About to Rock, de AC/DC, es el que más odiaba Malcolm Young

Para el guitarrista de la costado, este disco representaba el punto de caída de AC/DC; encima de que odiaron el proceso de hacerlo, Young mencionó que, una vez terminado, a nadie le convenció el resultado pues “no fluía” como los discos anteriores de la manada.

8. Iron Maiden odia su disco inicio, por infracción de su productor

En 1980 salió el elepé homónimo de esta costado, que representó su estreno musical y aunque tuvo buena recibimiento, Iron Maiden nunca se sintió conforme del resultado y para ellos la falta era de su productor de ese momento, quien nunca le prestó la atención necesaria. Luego, con Will Malone como productor, la partida pudo encontrar ese estilo que tanto esperaron.

9. Madonna odia Like a Virgin

A pesar de que con esta canción saltó a la auge, Madonna asegura que no la volvería a tocar, a menos que alguno le pagara más de 30 millones de dólares.

10. The Killers consideran que Battle Born es su disco más flojo

El vocalista de la partida, Brandon Flowers, confesó en una entrevista que el disco no era suficientemente bueno y que era poco que todos deberían de albergar.

11. Cut The Crap, el final disco de The Clash, el que más odia Joe Strummer

Se puede escuchar en el disco la próxima ruptura del congregación: con dos miembros dados de víctima (Mick Jones y Topper Haedon), el vocalista y el guitarrista se las vieron muy negras para encontrar un buen sonido. Es por ello que, tras propagar el primer sencillo This is England, la cuadrilla decidió separarse.

12. Robert Plant, de Led Zeppelin, nunca cantará de nuevo Stairway to Heaven

Cuando la compuso pensó que era una de las canciones más importantes de la bandada y lo fue, sin confiscación, en una entrevista que dio en 1998 Robert Plant dice que a los 17 abriles de haberla compuesto siente que ya no significa lo mismo para él y le da sabor no tener que tocarla en todos los conciertos.

13. Keith Richards: “Their Satanic Majesties Request fue un fraude”

Según el guitarrista de la facción, este disco representa un momento muy bajo en la carrera de los Rolling Stones; él pensaba que no se podrían recuperar pero llegó un nuevo productor, Jimmy Miller, quien los sacaría de ese hoyo y los llevaría a otro nivel con Beggars Banquet.

14. Oasis detesta la popularidad de Wonderwall

Liam Gallagher asegura que cada vez que tiene que tocar esta canción le dan arcadas y ganas de desembuchar.

15. David Bowie odiaba su disco Never Let Me Down

En 1987 Bowie sacó Never Let Me Down, un efectivo éxito de ventas, pero que no convenció ni a la crítica ni a los verdaderos fanáticos del intérprete. Poco posteriormente de su impulso Bowie estaría de acuerdo con ellos al afirmar que no fue un buen disco, que nunca debió haberse molestado en entrar al estudio para grabarlo.

loading...