15 Fotografías que muestran las ventajas y desventajas de ser muy alto o muy bajito

0
71

Como diría la canción: “Depende, ¿de qué depende? De según como se mire todo depende”, así que lo que a primera perspicacia es una desventaja podría tener sus beneficios y al revés, aquello que nos agrada todavía cuenta con sus incomodidades.

Ser suspensión o chaparro no es bueno ni malo sino todo lo contrario. Mientras hay concurrencia que se queja de su pequeña o enorme elevación, asimismo es cierto que tienen sus grandes y diminutas ventajas. Estas 15 personas nos muestran el costado amable y nefasto de no tener una talla promedio.

1. Siempre ayudan a otros a refrescarse

2. Pero deben dominar su puntería

3. Mínimo se queda fuera de su ámbito

4. Pero se vuelven Gulliver en el país de Liliput

5. Los bajitos son el alma de las fiestas

6. Pero las novias chaparritas siempre necesitan ayuda

7. Para ellas, las blusas son vestidos

8. Y a ellos, todas las mujeres se les vuelven amazonas

9. No necesitan escalera

10. Pero viven agachándose para todo

11. Nunca pueden hallarse de cuerpo completo

12. Las bajitas encuentran ropa en la sección de niño

13. Pero no alcanzan a encontrarse por completo

14. Todos los altos sufren esto en el transporte

15. Y escasamente pueden alcanzar en algunos lugares