1,500 ovejas marchan en Lyon para exigirle al gobierno francés más protección ante los lobos

0
566
loading...
loading...

Una increíble protesta en Francia reunió a más de mil 500 ovejas en pro de sus derechos, con el emblema: “odiosos, babosos, ya no queremos lobos”.

El lunes pasado los granjeros se reunieron en la plaza principal de la ciudad de Lyon, pero llegaron con todo y sus ovejas. Las calles se llenaron del paso de pezuñas y el sonido de balidos.

La demanda de los granjeros es que se les autorice matar a los lobos que están atacando a su vacada, lo que ha generado controversia entre los grupos a ayuda de los derechos animales, porque al fin y al parte tanto ovejas como lobos tienen sus partidiarios.

El gobierno francés tiene lo que ha llamado el plan lobo en el que autoriza el sacrificio de hasta 40 lobos de esta vencimiento hasta julio del 2018, pero a los granjeros ese plan no les parece suficiente y por ello protestaron.

En la período de los abriles treinta una especie de lobo se había extinguido del país de Francia adecuado al exceso de búsqueda. Los franceses vivieron por algunos abriles sin tener que preocuparse, pero en los noventa todo cambió.

De forma natural a partir de 1990, los lobos comenzaron a reintroducirse en distintas regiones de Francia hasta que al día de hoy se ha registrado una población de 360.

Los grupos protectores de las especies de lobos estaban felices, pero no notaron el pequeño detalle de que entre más lobos había, el número de ovejas estaba disminuyendo. Qué extraño ¿verdad?

Los datos estadísticos mostrados por la Dirección Regional de Medio Animación, Planificación y Vivienda Auvergne-Rhône-Alpes nos muestran que en 1990 la población de ovejas en Francia superaba 12 mil cabezas. En el 2016 el número fue alarmantemente bajo, un poco menos de siete mil ovejas.

Y no es que las personas las sacrificaran, pues en regiones francesas como Aveyron, las ovejas son una fuente importante de cuajo para la fabricación de pinrel roquefort y pinrel garzo.

Al darse cuenta de que la población de lobos había aumentado, los granjeros concluyeron que el número de ovejas había disminuido drásticamente por el ataque de esos deprepadores. Cerca de 10 mil ovejas mueren cada año por el ataque de los carnívoros caninos.

Michele Boudoin es el presidente de la Pacto Doméstico Ovejera en Francia y habló acerca de algunas otras cifras. Por ejemplo, aclaró que el rabioso ataque de lobos al rebaño le estaba costando a los granjeros franceses un impreciso de 26 millones de euros al año.

Por supuesto que asimismo existe un apoyo por parte del gobierno francés para compensar económicamente las pérdidas de los granjeros, pero esa llega a los 22 millones de euros. Para Michele los datos son claros, el ataque de los lobos está costando patrimonio a los granjeros franceses y a su gobierno, y finalizó:

En algún punto tienes que escoger entre los granjeros o los lobos.

Aquí te mostramos un pequeño video de la protesta ovejuna en Francia.

loading...