18+ Eficientes formas de poner al cerebro en su lugar

0
608
loading...

A todos nos ha pasado que cuando más lo necesitamos, nuestro cerebro decide desconectarse o simplemente pensar en todo lo que no necesitamos pensar en ese momento. El magnitud de lo que nuestro cerebro puede obtener es ilimitado, y ahora gracias a la Doctora Triunfo Nazarevich seremos capaces de controlarlo y de una guisa muy sencilla, todo lo que necesitaremos es papel y poco para dibujar.

Cuando estés cansado, dibuja flores.

Cuando estés enojado, dibuja lineas.

Cuando sientas dolor, esculpe.

Cuando estés soso, colorea una hoja de papel.

Cuando estés triste, dibuja un curvatura iris.

Cuando tengas miedo, teje.

Cuando estés angustiado, haz una muñeca de trapo.

Cuando estés indignado, rompe un papel en pedacitos.

Cuando estés preocupado, haz Origami.

Cuando estés tenso, dibuja patrones diferentes.

Cuando necesites memorar poco, dibuja laberintos.

Cuando estés desilusionado, pinta una replica.

Cuando estés desesperado, dibuja caminos.

Cuando necesites entender poco, dibuja Mandalas.

Cuando necesites energía, dibuja paisajes.

Cuando quieras entender lo que sientes, haz un autorretrato.

Cuando quieras rememorar tu estado, dibuja manchas de colores.

Cuando quieras organizar tus ideas, dibuja celdas o cuadrados.

Cuando quieras entender tus deseos, haz un collage.

Cuando necesites concentrarte, dibuja utilizando puntos.

Cuando necesites encontrar la mejor decisión de alguna situación, dibuja olas y círculos.

Cuando te sientas estancado, dibuja espirales.

Cuando necesites concentrarte en una meta, dibuja cuadricula y un blanco.

Interesante ¿No? haz la prueba y ¡Verás que funciona!, practica y aprende a dominar tu cerebro. Te recomiendo compartir esta tira para que se quede guardada en tu pared y puedas entrar a ellos cuando los necesites y tus amigos igualmente podran verlos. 

Comparte  para abstenerse esta valiosa plano y no olvides difundir con tus amigos.

Fuente consultada:excelente

La entrada 18+ Eficientes formas de poner al cerebro en su sitio se publicó primero en Porque no se me ocurrió antiguamente.

loading...