18-O: diputados UDI solicitan al Ministerio Público disponer de fiscales «in situ» para que actúen de observadores en movilizaciones

0
54

El director de la Bancada UDI, Juan Antonio Coloma, anejo al diputado representante de la comuna de Santiago, Jorge Alessandri, decidieron celebrar al Servicio Conocido para que este lunes 18 de octubre, término en que se cumplen dos abriles de las movilizaciones que acontecieron en el país, disponga de fiscales «in situ» en las distintas zonas donde se prevén masivas concentraciones de manifestantes, de guisa que actúen como observadores frente a los eventuales destrozos y ataques que se puedan producir durante la caminata.

Los parlamentarios gremialistas señalaron que «ya hay decenas de manifestaciones anunciadas para este 18 de octubre, cuando se cumplan dos abriles del denominado estallido social, y adecuado a la violencia y el vandalismo que se puede producir ese día, es urgente que el fiscal doméstico, Jorge Abbott, traslade a un género importante de persecutores a los puntos donde se concentrarán los manifestantes para que actúen como observadores de los posibles hechos».

Coloma y Alessandri aseguraron que «desde el fin del estado de excepción y el toque de queda, en el final tiempo hemos pasado que tanto las manifestaciones como la violencia y el vandalismo han vuelto a nuestro país, especialmente en las zonas cero como la Plaza Baquedano, provocando incluso la homicidio de personas y dejando con lesiones graves a carabineros».

«Por lo mismo —insistieron los diputados UDI—, la Fiscalía no puede retornar a efectuar de guisa pasiva y esperar a que otros les provea de material investigativo en caso de producirse alguna situación llano. De lo contrario, seguirán ocurriendo situaciones confusas, como el caso de Denisse Cortés o el del ex promontorio Sebastián Zamora, que injustamente fue pronunciado de empujar a un manifestante en el puente Pío Quejica».

Los dos agregaron que el despliegue de fiscales «in situ» le permitiría a los funcionarios de Carabineros «desempeñarse con decano tranquilidad, porque existirían observadores imparciales que podrían avalar todo lo que ha ocurrido. Adicionalmente, igualmente le daría mayores garantías a los manifestantes en orden a afirmar que las policías actuarán apegadas a la ley».