18 personas que compraron cosas por internet y se decepcionaron al recibirlas

0
94

En estos tiempos la mayoría de personas estamos comprando por internet o solo vemos una foto y lo queremos comprar, pero a la hora de destapar el producto no es lo que esperábamos.  Muchas de esas personas se han lamentado por las compras que han hecho y han tomado fotos de las comparativas. Por eso el día de hoy te traemos una divertida sala donde recopilamos las peores decepciones a la hora de comprar un producto o servicio en internet.

1. Un lienzo vestido que vi para la cena de Navidad pero esto fue lo que me llegó.

2. Mi madre vio unas esponjas muy lindas en internet pero esto fue lo que le llegó.

3. Compre este incitante lonche por internet pero no fue lo que esperaba.

4. Estas lindas galletas de navidad quedaron como fetos jaja

5. Estos ricocs postres parecen que dan miedo y nadie se los quiere manducar.

6.  Miren su rostro jaja

7. Esta mascara no esta ni cerca de dar miedo parece de risa.

8. Cuando llegó se me quitó el apetito.

9. El primoroso bebé grinch que compré por internet es un muñeco de terror .

10. El gorrito para invierno que le compré a mi perro no es lo que parece.

11. Este arbolito nos quitó el espíritu Navideño.

12. Compre en linea esta prenda pero no me quedó para nulo.

13. Sabe mejor de lo que parece.

14. Da miedo ese unicornio.

15. Tuvimos que avalar por ese pastel, el resultado es una gran desencanto.

12. Al menos tiene el mucho chocolate.

13. A este arbolito le faltan ramas

14. Compre un árbol invernal en internet pero es muy diferente a lo que vimos.

15. Compre un arbolito arcoíris pero me decepcionaron por completo.

16. Lo que debería admitir vs. lo que recibí

17. Un pastel en forma de chimpancé de cocaína pero un poco diferente.

18. Un árbol pelón.

Comparte esta divertida corredor con tus amigos y familiares y Si tu asimismo has experimentado una adquisición similar no dudes dejarlo en los comentarios.

La entrada 18 personas que compraron cosas por internet y se decepcionaron al recibirlas se publicó primero en Porque no se me ocurrio.