2 Niños encuentran lingotes de oro en la casa de su abuelita; valen 110,000 dólares

0
94

Durante la pandemia de coronavirus una grupo decidió suceder la cuarentena en la casa de la abuela recientemente fallecida, en la comuna francesa de Vendôme. Mientras jugaban en la casa, los nietos de 10 y 12 abriles de antigüedad descubrieron unos lingotes de oro entre unas sábanas, que era donde la abuela los guardó durante muchos abriles.

Cuando los niños informaron a sus padres de su hallazgo, estos pensaron que se trataba de algunos utensilios metálicos, pero no creían que se tratara de lingotes de oro, sobre todo porque la abuela nunca los había mencionado. A posteriori de analizarlos acertadamente, se dieron cuenta de que eran el tan preciado metal dorado.

Según se supo, gracias asimismo a que los dos lingotes de un kilo de peso cada uno tienen el registro, el año de acuñación, los fundidores, la señal y las tasas que impone el Estado, datos grabados en entreambos, la mujer los adquirió en 1967 con el objeto de guardarlos hasta que tuvieran un precio elevado y entonces venderlos, pero la asesinato llegó y los dejó guardados.

La clan decidió subastar estas piezas, y el subastador Philippe Rouillac informó que se trata de un par de lingotes de oro fino y grueso, que pudiera alcanzar un precio de unos 110,000 dólares, ya que el precio del oro es muy cambiante y de un mes al otro su valencia puede variar en varios miles de dólares.

No se lo imaginaban, pero de alguna guisa la abuelita les dejó una herencia con sus lingotes de oro, aunque tal vez no era su deseo que su clan los tuviera; de lo contrario, les hubiera comentado desde antaño de su existencia, pero ni modo, como dice el dicho: “Nadie sabe para quién trabaja”.