27 Soldados caídos que nos dejó el día de San Valentín; el rechazo duele

0
113

El Día de San Valentín es la vencimiento en la que aflora más que nunca el acto sexual romántico, hasta parece que todo transcurre como si estuviéramos inmersos en una novelística de Shakespeare, dando la vida por el ser amado, ofreciendo hasta lo postrer de nuestra esencia.

Al menos esto es lo que podríamos afirmar que sucede, pero quizá no sea del todo cierto, ya que estamos anclados a una verdad en la que el pasado ya fue y preocuparse por el futuro resulta poco disparate, una efectividad que en muchas ocasiones duele al percatarnos de que las cosas no son como las imaginamos.

Tal y como sucede con los “soldados caídos” de este conteo, donde es evidente su dolor al darse cuenta de que el aprecio no siempre es como nos lo han hecho creer, recibiendo una buena dosis de sinceridad.

1. Sería mejor plantar esa piropo

2. Tiger, ¿a ti asimismo te pasó?

3. Expectante

4. Unos minutos más, tal vez sí llega

5. La derrota

6. Ojalá haya reputado la pena el esfuerzo

7. Aferrándose hasta el final

8. Al menos tiene compañero de jolgorio

9. Amigo, ¿cómo te explico?

10. Duele más que hacerse un tatuaje

11. Tal vez debió vestirse de otra guisa

12. Claro que no es ajustado

13. Lo bueno es que trae quevedos oscuros

14. Que arda

15. La burla más egregio

16. En shock

17. Bueno, algún comerá una pizza de gorra

18. Hasta al más rudo se le puede romper el corazón

19. Sin deplorar, muchacho

20. Los girasoles eran un buen detalle

21. Otro que tal vez debió usar una camisa

22. Ojalá llegue

23. Serenata frustrada

Las chicas igualmente sienten y en esta época en la que el empoderamiento mujeril es más evidente que en otras etapas de la historia, toman la iniciativa a la hora de resolver su simpatía y todavía son susceptibles al rechazo.

24. Esperemos que el demandante no la deje plantada

25. Chica, son muchos regalos para un hombre

26. Es demasiada la burla

27. Tal vez sea cuestión de tiempo para que llegue

Esperemos que posteriormente de lo sucedido, renazcan en una nueva traducción de ellos mucho más fuertes y resistentes delante las decepciones amorosas, que duelen demasiado, tanto que quisiéramos arrancarnos el corazón y no enterarse carencia de nadie. De cualquier forma, les deseamos toda la suerte del mundo para que encuentren un buen consuelo.