3 Errores comunes que no debes cometer en una entrevista de trabajo

0
68

Quizá sentimos que el puesto fue hecho para nosotros; a lo mejor tenemos una enorme confianza en nuestras habilidades. Pero las entrevistas de trabajo ya suponen un nivel de estrés que puede hacernos cometer algunos errores que podrían impedirnos obtener la fuente de nuestras quincenas.

Hay muchas razones para estar nerviosos en una entrevista de trabajo y es totalmente válido percibir poco de ansiedad. Y aunque los encargados de personal de las empresas procuran que te sientas relajado, la verdad es que para algunos no hay jueces más duros que nosotros mismos.

Es muy popular que al salir de una entrevista de trabajo pensemos cosas, como que debimos acontecer respondido de otra forma a lo que nos preguntaba el entrevistador. Posteriormente de la tormenta durante la entrevista, llega la calma de la advertencia. Aquí te sugerimos algunas cosas que debes cuidar que no se te escapen en tu próxima entrevista. Estos tres errores a veces mantienen a muchas personas en las engrosadas estadísticas del desempleo.

nervioso

Así que toma un momento de calma y lee con atención lo que NO debes hacer en una entrevista de trabajo.

1. Sostener que no te equivocas

Sabemos que a veces te sientes la perfección andando y que obviamente quieres resaltar más tus aciertos frente al entrevistador. Muchos creen que al hacer vigor en sus logros las personas de la compañía se darán cuenta de que saben hacer un buen trabajo.

Sin incautación, las empresas igualmente están interesadas en conocer qué ocurre cuando las personas se equivocan; no se trata de que quieran que te equivoques; eso es un ideal que muchos queremos cumplir. Pero una cosa es lo que queremos y otra lo que hacemos, y lo que hacemos es cometer errores, a veces.

oops

Así que es posible que cierto te pregunte sobre una vez en la que te hayas erróneo. No quiere enterarse qué tan mal empleado puedes ser sino cómo reaccionas frente a un error.

2. Usar expresiones inapropiadas

Cada día se vuelve más difícil ser “políticamente correcto” y eliminar de nuestra forma de charlar algunas expresiones que pueden resultar ofensivas para las personas. Los defensores de la igualdad de productos, de raza y de derechos saben muy acertadamente que a veces hasta un chiste esconde formas de discriminación.

boca cerrada

Los entrevistadores intentan que estés relajado para que puedas pensar con calma tus respuestas. Pero eso no quiere sostener que nuestro jerga deba perder la seriedad que requiere la situación. Recuerda que vas a ser un representante de esa empresa, y a menos que sea una compañía de corsarios procura moderar tu forma de dialogar.

3. Proceder como si fueras mejor que todos los demás

Sabemos que te has esforzado, hombre; sabemos que le echaste ganas a tus estudios y que te graduaste con honores. Pero la vida exige a veces más que eso y necesita personas que sepan trabajar con los demás y apreciar su décimo. Es popular que en las entrevistas quieras mostrar tu superioridad, pero si para eso tienes que compararte con otros y quitarles sus méritos, esa entrevista no tendrá mucho éxito.

entrevistas

Murmurar mal de otros deje mal de ti mismo. Al desestimar a otras personas, los entrevistadores perciben más arrogancia que seguridad. Asimismo es importante entender si estás dispuesto a pedir ayuda en tus labores. Así que relájate con la vanidad si te quieres proyectar con ese nuevo empleo.

Quizá te suenen como cosas muy obvias, pero el truco es que lo son tanto que a veces las pasamos por suspensión y no pensamos en las consecuencias que nos pueden traer; el solo hecho de que te interese memorizar qué puede salir mal en tus entrevistas palabra correctamente de ti, hombre. Suerte y que obtengas el empleo que gustes.

entrevista