30 Objetos deliciosos que tu cerebro te pedirá que pruebes pero no son comida

0
105

Nuestros luceros nos engañan y, si adicionalmente tenemos anhelo, empezaremos a ver comida, pastas, cortes de carne, postres y dulces donde no los hay. Cuando el apetito se despierta, seríamos capaces de manducar cualquier cosa con tal de calmar y satisfacer a nuestros rugientes estómagos.

Con deseo nos ponemos de mal humor y nos trastorna tanto que, incluso, algunas objetos comienzan a hallarse deliciosos. Estas son 30 cosas que tienen una apariencia suculenta, pero que en verdad no son comida, así que presta atención y mucho cuidado cuando el anhelo te asalte:

1. No es pastel, es ¡una roca!

2. ¡Pícaro-harina!

3. Cono de pino como hotcake

4. Un gatito recién horneado

5. El Firulais se convirtió en un pollo frito

6. Rocas de Fuerteventura con forma de crujientes y saladas palomitas

7. Un latte peludo, ¡con luceros y orejas!

8. Casi nada iba a tomar una de esas reptantes bananas y me arrepentí

9. Rollo de sushi emplumado

10. Paisaje de tiramisú

11. ¿Son piedras o dulces de frijolitos?

12. Trapeadores con apariencia de carne molida

13. Estuve a punto de beberme este ‘esencia’

14. Esa mora roja tiene patas y camina

15. Ligas que parecen pasta

16. Pregunten cómo sé que es arcilla…

17. Este producto para trenza terminó en el refrigerador

18. Roca con forma de crujiente pan

19. Un pay de cocaína

20. Cortes de árbol como tocino

21. Crema reconocimiento de cocaína

22. Aquí descuido la resina de fresa

23. Casi muerdo esta deliciosa porífero

24. Rocas con forma de pierna

25. El anhelo me hace desbarrar

26. Por aquí pasó un camión de huevos estrellados

27. Mis aguacates están huyendo

28. Un manjar de rodillos

29. El interior de una pelota de tenis se ve delicioso

30. Un tarro de espumeante enjuague