30 Papás que no querían mascotas en casa y ahora las quieren más que a sus hijos

0
130

Los papás ya tienen suficientes preocupaciones con sus propios hijos como para encima recorrer cuidando mascotas, y por eso siempre tienen bajo la manga el clásico “yo no quiero perros en esta casa”, hasta que no les queda de otra más que aceptar a un nuevo miembro en la comunidad.

Al principio no los querían tener cerca y les hablaban feo diciéndole “el perro ese”, pero las mascotas tienen una guisa muy peculiar de enternecer a cualquiera y con el paso del tiempo no solo fueron ganando el respeto del hombre de la casa, sino asimismo su cariño. Ahora estos 30 papás que no querían animales en su hogar y sus mascotas son inseparables.

1. Decisión para en absoluto pisarlo

2. Decía que no le gustaban los gatos

3. Ahora hasta se volvió su sometido

4. Uno duerme donde sea, pero ¿y las criaturas?

5. Indeterminación de paseo con el ‘michi’

6. Humano, me estás incomodando

7. Le quedó perrona su casa al Kimba

8. No quería mascotas y ahora navegan juntos

9. ¿Que te vas a sufrir a Bigotes cuando te mudes?

10. Siempre durmiendo aceptablemente acomodados

11. Papá, esa es mi vieja playera, ¿verdad?

12. Cada indeterminación lo lleva hasta su cama

13. Eres el mejor cobertor, humano

14. Cualquiera traiga la cámara pero ya

15. Pasó de ‘ese perro’ a ‘te extrañé mucho’

16. Carencia más no lo vayas a consentir mucho

17. Te quedó igualito

18. Papá dijo que al Gastón le hacía equivocación su cuarto

19. Pasan las mejores tardes de recital

20. Ah, perdón, ¿estoy en tu sofá, michi?

21. Mira, Héctor, eres tú comiendo ‘jokeis’

22. Ya sabemos quién domesticó a quien

23. Comparten hasta la pijama

24. Vamos a ver el chisme fuera, Sr. Bigotes

25. Esta rola se claridad Mis Panteritas

26. Juraba que nunca tendría perros en casa

27. No te pongas celosa, Karen

28. Papá le construyó un refugio

29. “Creo que le gusta”

30. Hasta le armó su Gatópolis