5 Grandes lecciones de Muhammad Ali para que seas un hombre de éxito

0
95

Si hay alguno que haya tocado un éxito resolutivo es Muhammad Ali, y es que no solo como pugilista es considerado una inscripción, sino que como persona se ganó el respeto por no dejarse vencer de ningún modo, por no entregarse sus creencias y por considerarse siempre el mejor; y no mínimo más creerlo, sino demostrarlo con su comportamiento y personalidad. Si quieres ser una persona de éxito, un buen paso es seguir el ejemplo de quienes ya lo han acabado, por ello te mostramos cinco lecciones del infinito campeón para que las pongas en praxis y seas igualmente el mejor en lo que te propongas.

1. Pesquisa metas importantes, de pico

Debes encontrar una encomienda importante en la vida, y no solo se trata de billete, de tener un coche lujoso y una mansión, sino de lo que verdaderamente te haga advertir completo, eficaz y que encima seas capaz de compartirlo con los demás. Muhammad Ali decía: “Tenemos una vida; pronto pasará; lo que hacemos por Dios es todo lo que durará”, y esto no solo se refiere a cuestiones religiosas, sino que explica la importancia de que en tu alma, en tu interior estés en paz con lo que haces, y eso te llevará siempre a caminos más y más grandes.

2. Todo es cuestión de valor y nadie las tomará por ti

Si tú no estás convencido de que quieres ser una persona de éxito, nadie podrá hacerlo por ti, y es que para alcanzar lo que te propongas debes atreverse los pasos que necesitas dar, y eso no le corresponde a nadie sino a ti mismo, desde el oficio en el que te encuentres, con las circunstancias que te ha tocado estar, y a este respecto el gran Muhammad Ali decía: “Hubiera sido el mejor del mundo en cualquier cosa que hiciera. ¡Si yo fuera un basurero, sería el mayor basurero del mundo! Recogería más basura y más rápido de lo que nadie haya visto. Para decirte la verdad, ¡habría sido el mejor en todo lo que hubiera hecho!” Ahí está la esencia.

3. Tienes que hacer grandes sacrificios

No baste con desear el éxito y con creer que lo puedes alcanzar: tienes que trabajar y dejar de costado comodidades y muchas otras cosas. Si no estás dispuesto a levantarte temprano porque quieres pernoctar más, entonces no estás en la ruta adecuada. Piensa que esto solo es parte del proceso para que luego puedas tener esa y otras facilidades, pero al principio se trata de esforzarse al mayor. “Corro por las carreteras, mucho antes de bailar bajo las luces. Odié cada minuto de mi entrenamiento, pero dije: ‘No te rindas. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón’”, dijo Muhammad Ali, y ahí tienes otra esencia.

4. No creas que ya lo sabes todo

A pesar de que sientas que ya alcanzaste el éxito, no lo sabes todo, pues la reflexión es un proceso que no termina nunca, así que debes educarse siempre, abrirte a nuevas experiencias, nuevas formas de hacer las cosas que ya conoces, porque el sabio es el que logra adaptarse a las nuevas circunstancias y retos que se le presentan, y no dejan nunca que lo que ya saben caduque, pues lo están actualizando constantemente. No dejes de esforzarte y de memorizar quia.

5. Sé quien tú quieras ser

Para aprender quién quieres ser hay poco muy sencillo: Encuentra lo que te hace atinado, incluso lo más pequeño; no escuches a los que te digan que eso no tiene sentido, que nunca te llevará a ausencia, que no lo vas a conseguir. Muhammad Ali decía que no se deben hacer las cosas para gustar a los demás, sino para conformarse a uno mismo, y es que así como el esfuerzo y la valor no dependen de los demás, tu bienaventuranza siquiera, sino que será el premio que tú elijas por todo tu esfuerzo.