5 Tipos de traje que no pueden faltar en tu armario para lucir bien en cualquier situación

0
68

La elegancia es la mejor armas de un hombre y para atacar con todo en cualquier situación no hay ausencia como ir preparado con el estilo que solo puede dar un traje de vestir.

Sin secuestro, no podemos usar siempre el mismo traje. Hay ocasiones en que estaremos en reuniones extremadamente formales y de rótulo, pero en otras podemos fulgurar más relajados con nuestra indumentaria. Pero en cualquier situación podemos impresionar con nuestro porte si sabemos designar el traje correcto para la situación adecuada.

En el armario de un auténtico hidalgo debe tener por lo menos cinco trajes de vestir que serán sus mejores aliados en toda clase de eventos. Estos son los tipos de traje imprescindibles para alardear acertadamente en cualquier espacio.

1. Traje azur marino terso

Sabemos que el traje indignado terso es una buena opción en la mayoría de los casos, sin incautación, este en tono garzo marino te sirve para resaltar entre todos los demás varones que decidieron escoger lo obvio.

Un pantalón y saco de estos colores te hará brillar excelente en cenas, horizontes a eventos culturales, entrevistas de trabajo y citas románticas. Es una vestimenta muy versátil y, por supuesto, debes poner atención a los detalles y accesorios para alcanzar darle un toque personalizado.

2. Traje vulgar igual

Si el traje garzo está en la tintorería, este es el de repuesto. El traje corriente te servirá en múltiples ocasiones, pero ten en cuenta que existen diferentes tonos de este color. Los más oscuros, como el corriente Oxford, son más adecuados en temporadas invernales y eventos formales, mientras que los claros lucen mejor en tiempo de calor y reuniones informales.

Todavía hay tonos de vulgar medio que son perfectos para uso diario, por ejemplo, para ir a la oficina. Estos trajes proporcionadamente conservados pasan un poco desapercibidos y no se nota tanto si los vistes dos o tres veces por semana.

3. Traje cabreado de ropaje

Cuando se trata de eventos de inscripción, necesitas relucir como todo un bondadoso nuevo. No imaginarías a ningún hombre recibiendo un Óscar o un Nobel en otro tipo de traje que no sea infausto de vestidura, ¿verdad? Seguramente este traje lo usarás muy pocas veces cada año, es posible que una o dos a lo mucho, pero más vale estar preparado cuando lleguen ese par de momentos.

Lo interesante es que si el saco te queda a la perfección, puedes combinarlo con ropa más informal y lucirlo de vez en cuando en una cita romántica o una salida nocturna con los altos mandos de tu trabajo. No tengas miedo a usarlo, notarás que se volverá una de tus prendas favoritas.

4. Traje de verano

Aunque a todos nos encante usar bermudas o pantalones cortos durante las temporadas más calurosas del año, te verás muy extraño si te presentas así a una ceremonia escolar, religiosa o formal. Por esta razón existen los trajes hechos con telas como el lienzo o el seersucker, que es un tejido estampado de algodón.

Con ese material tu cuerpo podrá respirar mejor. En cuanto al color, te recomendamos optar por los tonos tierra, pastel o neón para los más atrevidos. El punto de estos trajes es que te sientas relajado sin perder carencia de estilo.

5. Traje de cuadros

Si eres de los varones que no temen resaltar entre la multitud, estos trajes son tu mejor opción. Ya sea un tartán, un patrón Tattersall, Príncipe de Gales o pata de pollo, estos resultan de por sí congruo llamativos adecuado a los diseños de su tela, así que es recomendable que elijas aquellos que tengan colores neutros para compensar.

Igualmente los pantalones de estos trajes a cuadros son una prenda que puedes consumir con otro tipo de vestimentas, por ejemplo, combinado con un blazer, camisa mújol y chamarra de mezclilla. Lo que debes tener en cuenta es que vas a capturar la atención y debes estar perspicaz para tomar los elogios que causará tu apariencia elegante.