7 Consejos para elegir una camisa de vestir a tu medida y lucir como todo un caballero

0
46
loading...

Ya sea que vayas a usarla para un evento formal o busques una apariencia casual más relajada, el secreto para usar una camisa de vestir con elegancia es muy sencillo: debe quedarte a la medida.

Parece demasiado obvio pero la mayoría de las veces los varones nos dejamos sufrir por los números de las tallas, dejamos de flanco que en verdad todos somos diferentes y no siempre las camisas de vestir nos ajustan correctamente. Hay quienes tienen brazos más largos, cuellos más gruesos, etcétera, así que debemos tomar en cuanta varias cosas al momento de comprar una nueva camisa.

Una demasiado ajustada nos hace apreciar incómodos y una muy holgada le quita impacto a nuestra apariencia. Asi que estos siete consejos sobre ajustes de los expertos de Art Of Manliness son muy aperos para encontrar la camisa de vestir perfecta que vaya con nuestras medidas:

1. Cuello

La medida correcta para el ajuste de esta parte es cuando puedes meter tus dedos índice y medio sin problemas entre la camisa y tu cuello. De inmediato se nota cuando es muy preciso porque se siente muy apretada y tienes problemas hasta para respirar. Cuando está muy flojo, el cuello de la camisa cuelga en la parte de enfrente y se deforma.

2. Hombros

Cuando la camisa te queda apretada de los hombros se hacen pliegues en la parte de las axilas, y cuando te queda prócer la tela parece hincharse y hace que tu cuerpo se vea más egregio. El ajuste adecuado se nota cuando las costuras quedan en el borde de tus hombros y no hay pliegues.

3. Corpulencia del torso

Aquí se nota de inmediato cuando te queda ajustada porque se hacen pliegues en los recadero, y cuando te queda floja se va desbordando sobre el cinturón. Un buen ajuste es cuando no tienes problemas para abotonarla y no se hacen pliegues grandes al fajarla.

4.Gordura de las mangas

Cuando toda la manga es muy apretada se tiene una sensación de pellizco al doblar el benefactor, y cuando son muy anchas se les notan bordes por todas partes. La manga correcta debe contar lo que mida la parte superior de tu protección y debe hacerse más angosta alrededor de el puño.

5. Largo de las mangas

Detrás del hueso de la muñeca es muy corto y tocando el inicio de la mano es muy amplio. El punto correcto es la bisagra de la muñeca y si usas cronómetro este siempre debe estar cubierto por la manga.

6. Grueso del puño

Si es muy pequeño no podrás mover las muñecas y sentirás que te cortan la circulación. Por otro costado, si usas cronómetro y todavía queda espacio más o menos de él, es muy sobresaliente y esto provoca bordes en la tela cuando descansas la mano en una superficie plana. Lo adecuado es cuando la manga cubre tu cronómetro sin problema y tienes buena movilidad en la muñeca.

7. Largo del torso

La medida correcta debe ser de al menos de cinco centímetros por debajo de tu cinturón. Cuando es muy corta se desfaja al alegrar tus brazos y cuando es muy larga la tela se acumula en tu entrepierna creando bordos debajo del pantalón.

loading...